Las diferencias de una exhibición de alegría frente a los barrios más deprimidos de Río de Janeiro. Carl DE SOUZA / AFP

Brasil es uno solo, pero las realidades sociales son muy distantes. Andrej ISAKOVIC / AFP

La exhibición duró varias horas, en las que el color llegó hasta las favelas. Carl DE SOUZA / AFP

Sin embargo, la realidad del show en el Maracaná frente a un país con necesidades ha causado indignación. Andrej ISAKOVIC / AFP

La fiesta multicolor fue aplaudida en medio de la realidad social en Brasil. Carl DE SOUZA / AFP

Hubo incluso protestas antes de la inauguración por el derroche para los Olímpicos, en dinero que se pudo destinar para el propio país. Andrej ISAKOVIC / AFP

En la misma ciudad pero tan distante se vio el espectáculo inaugural. Andrej ISAKOVIC / AFP

Al final, la alegría de los Juegos consume al país. Carl DE SOUZA / AFP

Contenido patrocinado