La casa, sueño olímpico de los medallistas colombianos

Yuberjen Martínez, símbolo del sueño de una casa. AFP

Yuberjen Martínez, Luis Javier Mosquera e Ingrit Valencia han expresado este deseo, que lejos de una promesa esperan se les cumpla.

El sueño de hogar que muchos colombianos tienen quedó expresado en varios de los atletas colombianos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. La frase de Yuberjen Martínez en la que afirmaba que buscaba el oro porque el dinero del bronce no alcanzaría para comprarle una casa a su madre quedó en la memoria del país. Así mismo, sorprendió el anuncio del Ministerio de Vivienda al indicar que a Luis Javier Mosquera, medallista de bronce en pesas confirmado el viernes, se le daría un gran apoyo para adquirirla.

“Hoy hicimos la entrega a Luis Javier de su vivienda propia en Yumbo (Valle). Él, luego de participar en los Juegos Panamericanos accedió al programa de ‘Mi Casa ya – Ahorradores’, donde el municipio aportó 27 millones de pesos, el Ministerio de Vivienda 20 millones y él tan solo tuvo que aportar un millón. A sus 21 años cumplió el sueño de tener la casa para su familia”, aseguró la ministra de esa cartera, Elsa Noguera.

De igual manera sucedió con Yuberjen, que se encontró con esa sorpresa justo después de que se terminara la pelea en la que se llevó la medalla de plata en la categoría minimosca en el boxeo colombiano, tras caer en la final contra Hasanboy Dusmatov. Ese mismo sueño lo dio a conocer su compañera de equipo Ingrit Valencia, que "algo que he soñado siempre es darle una casa a él (su hijo) y seguro que ahora se la compró para que ahora pueda decir que esta casa se la regaló su mamá”.

Ella no se ha acogido a ninguna ayuda del Gobierno, pero tiene la seguridad de que el premio por la obtención de su presea de bronce en los 51 kg de boxeo femenino le servirán. Vale recordar que de acuerdo con lo indicado por Coldeportes el ganador de oro recibirá $165.468.960, el de plata  $ 96.523.560 y el de bronce 68.945.400. Así como también un estímulo mensual. La caucana va a la fija para cumplir su sueño.

Si bien Mosquera ya recibió su casa con escrituras y demás, las promesas a los deportistas ganadores en muchas ocasiones han sido olvidadas. Al menos así lo dijo en su momento el ganador del oro Óscar Figueroa al indicar que le habían prometido, sin ser cumplido aún, la consolidación de una ley del deporte y la construcción de un coliseo con su nombre para la práctica del deporte. Ese mismo escepticismo lo mostró Juan Even Martínez, padre de Yuberjen, que al ser cuestionado sobre ese tema en su momento solo indicó que prefería ver que eso se cumpliera antes de emitir ningún concepto.

Por ahora, lo claro es que los medallistas olímpicos expresan ese clamor de casa, en un sueño que es tan grande como la propia obtenición de la presea en Río-2016.