Colombia brilló en ciclismo, pero el podio se 'escapó' en bajada

Sergio Luis Henao en Río-2016. Greg BAKER / AFP

Sergio Luis Henao cayó con Vicenzo Nibali a 11 kilómetros de la llegada, en una curva durante la bajada. Al final, el belga Greg Van Avermaet se llevó el oro, el danés Jakob Fuglsang la de plata y el polaco Rafael Majda el bronce.

La jornada del ciclismo colombiano en la competencia de ruta masculina en los Juegos Olímpicos de Río-2016 tuvo un arranque para meter miedo entre sus rivales con un Jarlinson Pantano que estuvo en el grupo de punta, entre varios fugados que alertaron de cómo sería la carrera en medio de un clima de alta temperatura y en el que por momentos el mal estado del terreno no ha ayudado.

En el pelotón de arranque estuvieron Miguel Ángel López, Esteban Chaves, Sergio Luis Henao y Rigoberto Urán. Este último intentó atacar y sacarse el mal sabor de boca que le ha dejado ser segundo en dos Giros de Italia y hace cuatro años ver escapar el oro contra el kazajo Alexandr Vinokurov en Londres-2012. No obstante, el antioqueño se vio afectado y al final se retiró antes del remate. "No fue mi día", reconoció Urán.

Le puede interesar: Brillante paso a semifinal de Jorge Luis Murillo en natación

Los italianos sacaron adelante su estrategia y la escapada de Pantano quedó atrás. El equipo de Italia liderado por Vicenzo Nibali atacó y el ‘Tiburón‘ se fue adelante, mientras que el colombiano Sergio Luis Henao se unió al grupo de punta con la intención de no escapar al líder provisional, mientras que Esteban Chaves estaba en el grupo perseguidor.

En el ascenso a falta de 21 kilómetros, los pedalistas nacionales buscaron poner la balanza a su favor, en un terreno que tradicionalmente le ha traido finales felices a los escarabajos. Henao a 17 kilómetros lanzó un aviso, demostró que tiene piernas para pelear y llamó la atención de Nibali, con quien estaba marcada la lucha por el oro. La bajada sería su sentencia para esta definición.

También puede leer: así le fue a Jossimar Calvo en su primera salida en Río

Henao cayó con Vicenzo Nibali a 11 kilómetros de la llegada, en una curva durante ese trayecto. El polaco Rafael Majda, que iba cerca a ellos, aprovechó y se fue adelante en solitario. No obstante, su remate no fue tan contundente y el belga Greg Van Avermaet y el danés Jakob Fuglsang. 

Allí, Van Avermaet se llevó el oro para Bélgica que cargaba el oro desde 1952, cuando lo obtuvo André Noyelle. La plata fue para el danés Fuglsang y el bronce para el polaco Majda. El reporte indica que Henao sufrió una fractura en la espalda, mientras que Colombia tuvo una jornada de mucha combatividad, con un podio que se escapó en una bajada.