Policía baja de avión a nadadores de EE. UU. que denunciaron asalto

Gunnar Bentz y Jack Conger tras ser bajados del avión. Foto: AP/Mauro Pimentel

Los nadadores Gunnar Bentz y Jack Conger no pudieron salir de Río de Janeiro. El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó que los agentes los sacaron del avión.

BBC

;

La policía Federal de Brasil impidió tomar un vuelo de regreso a Estados Unidos a los nadadores Gunnar Bentz y Jack Conger, dos de los que supuestamente fueron atracados en Río de Janeiro.

El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó que los agentes sacaron a Bentz y Conger de su avión.

El incidente se produjo horas después de que una jueza también ordenara retirar los pasaportes a los nadadores James Feigen y Ryan Lochte.

En horas de la mañana, la policía local llegó a la Villa Olímpica para cumplir la orden y recoger nuevos testimonios de estos dos atletas estadounidenses.

Pero según Patrick Sandusky, miembro del Comité Olímpico de EE.UU., ambos habían dejado el lugar tras la competición.

Lochte y Feigen habían denunciado que fueron víctimas de un asalto a mano armada cuando regresaban de una noche de fiesta en Río de Janeiro en la que también participaron Bentz y Conger.

Las dudas que despertó en la justicia brasileña la denuncia de los nadadores llevaron a la jueza a ordenar su permanencia en territorio brasileño.

Lochte

El Comité Olímpico de Estados Unidos no precisó si Lochte y Feigen siguen en Brasil o ya salieron de ese país.

Pero el padre de Lochte dijo a medios estadounidenses que su hijo dejó el país antes de la orden fuera emitida.

A su vez, la cuenta de Twitter del nadador muestra imágenes suyas llegando de vuelta a Estados Unidos el lunes.

Patrick Sandusky, miembro de la entidad deportiva estadounidense, afirmó, sin embargo, que su delegación seguirá "cooperando con las autoridades brasileñas" en este caso.

Las versiones

Lochte y Feigen relataron que fueron asaltados en la madrugada del domingo, al salir de una fiesta en un recinto privado de una zona acomodada de Río.

De acuerdo a lo que se conoce, con ellos iban los dos nadadores que fueron bajados del avión este miércoles: Jack Conger y Gunnar Bentz.

Lochte, que ha ganado una docena de medallas olímpicas en su carrera, sostuvo que fueron detenidos por asaltantes en un falso control de tránsito.

Según su versión, fue apuntado en la frente por un arma de fuego durante el presunto asalto.

Las dudas comenzaron por las imprecisiones cometidas por los nadadores en sus declaraciones sobre lo sucedido.

También llamó la atención a las autoridades brasileñas que el hecho no haya sido denunciado de inmediato.

Un video de seguridad de la Villa Olímpica muestra que los atletas llegaron a sus habitaciones a las 06:00 de la mañana, dos horas después del incidente.