Nadadores olímpicos de EE. UU. no fueron atracados: Policía de Río

Jack Conger y Gunnar Bentz, acompañados de su abogado. Foto: AP/Mauro Pimentel

Las autoridades aseguraron que los atletas participaron en un altercado en una gasolinera y no fueron atacados con armas para robarles sus medallas.

Los cuatro nadadores olímpicos estadounidenses que dijeron ser víctimas de un asalto por parte de presuntos policías en Rio no fueron robados, sino que participaron en un altercado en una gasolinera, dijo el jueves el jefe de policía Fernando Veloso.

"No hubo robo practicado contra los atletas", dijo Veloso ante decenas de periodistas brasileños y extranjeros. "Las imágenes no muestran ningún tipo de violencia contra ellos", añadió.

El nadador estadounidense Ryan Lochte, poseedor de 12 medallas olímpicas, y tres de sus colegas denunciaron haber sido robados a mano armada por hombres vestidos de policía en la madrugada del domingo, cuando regresaban en taxi a la Villa Olímpica tras haber asistido a una fiesta en la Casa Francia.

Le puede interesar: En video, desmienten atraco a nadadores olímpicos de EE. UU. en Río  

El incidente provocó una fuerte indignación en plenos Juegos Olímpicos de Rio-2016 y preocupó a las autoridades en esta ciudad conocida por sus elevados niveles de criminalidad.

Pero la justicia halló rápidamente contradicciones entre los testimonios de Lochte y su colega James Feigen, alimentando el misterio sobre lo que sucedió realmente esa noche.

Veloso indicó que los nadadores se detuvieron a medio camino en una gasolinera, "que habría sido blanco de vandalismo de uno o más de ellos". Luego los atletas dejaron dinero para pagar los daños, detalló.

El jefe de policía sostuvo que la investigación está en curso y que es necesario escuchar a todos los testigos y protagonistas para establecer responsabilidades y decidir si serán acusados de algún delito. La policía ya escuchó al texista que los transportó y a los agentes de seguridad de la estación de gasolina, entre otros.

También puede leer: Policía baja de avión a nadadores de EE. UU. que denunciaron asalto 

"En teoría, (los nadadores) podrían terminar respondiendo por falsa comunicación de crimen y daño al patrimonio", afirmó Veloso.

La policía interrogó el jueves a los otros dos nadadores, Jack Conger y Gunnar Bentz, luego de bajarlos en la noche del miércoles del avión en el cual pretendían regresar a su país. Veloso dijo que según de ellos "Ryan (Lochte) era el más exaltado por estar bajo el efecto de bebidas" alcohólicas.

Lochte es el único de los cuatro atletas que se encuentra en Estados Unidos.