El colombiano clasificó en el puesto 11 de los 12 que ofrecieron un cupo a la final de la prueba de clavados en Río de Janeiro.

Sebastián Morales continúa su paso histórico por Río-2016. El clavadista se metió en el grupo de los 12 mejores que disputarán la final de trampolín de 3 metros en los Juegos Olímpicos en Brasil con una puntuación de 406.55 y ahora buscará meterse en el selecto grupo de los mejores ocho del mundo por un diploma olímpico y luchar por el sueño del podio.

El colombiano sigue con buen paso en su participación en Río de Janeiro, pues en la fase clasificatoria se ubicó en el quinto puesto ante el sorpresivo protagonismo que tomó durante la jornada. El clavadista repite así la actuación de su compatriota Juan Guillermo Urán y Victor Ortega, que también fueran finalistas en la modalidad de clavados sincronizados en plataforma de 10 metros en Pekín-2008 y que al final ocuparon el sexto lugar, el máximo logro de esta disciplina para el país.