Sebastián Morales, un clavadista colombiano que brilló en Río

Sebastián Morales, durante la final. Foto: CHRISTOPHE SIMON / AFP

El colombiano terminó de 12 en la final del trampolín 3 metros en los Juegos Olímpicos, en su primera participación en unas justas.

El nombre de Sebastián Morales tomó muchas más fuerza durante estos Juegos Olímpicos. La participación del colombiano en la prueba del trampolín tres metros en Río-2016 dejó más que resultados alentadores para el atleta antioqueño: ocupar el lugar 12 tras su llegada a la final en su debut en estas justas es un excelente precedente de lo que puede ser su carrera.

También puede leer: Fabián Puerta, quinto en la final del keirin de ciclismo olímpico

El comienzo de Morales fue protagónico en una ronda de clasificación en la que finalizó de quinto y en donde tuvo muchos momentos destacados. No significó ser solamente un tema muy mencionado en las redes sociales, sino que de hecho sus calificaciones lo pusieron a soñar con unos Juegos en los que podría hacer historia.

Le puede interesar: Sebastián Morales, a semifinales de trampolín en Juegos

En la ronda semifinal, sin tener la misma calidad que lo puso arriba en la primera fase, sí alcanzó la puntuación necesaria para seguir en la pelea y, de hecho, para alcanzar por segunda vez para el país un lugar en la final de una competencia de clavados. Los primeros y hasta ahora únicos habían sido Juan Guillermo Urán y Víctor Ortega en la competencia de clavados sincronizados desde plataforma de 10 metros, cuando ocuparon el sexto lugar. Aunque quedó de 11, ese lugar fue suficiente para meterse a la lucha por la medalla.

Le recomendamos: Sebastián Morales, a final de trampolín en Olímpicos

La fase final mostró a deportistas más experimentados y allí un campeón con las cualidades del chino Yuan Cao se llevó el oro con una calificación de 547.60, seguido del británico Jack Laugher (523.85) y del alemán Patrick Hasding (498.90). Muy lejos quedó el colombiano en el puesto 12, el último en esta fase, con una calificación de 364.50. Los números hablan de un atleta que está muy lejos, pero el 447.05 de las preliminares y el 406.55 de las semifinales muestran que hay potencial, pero aún mucho por aprender.