Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/2010 12:00:00 AM

Álvaro Uribe y Rafael Correa, un reencuentro amable

En la cumbre extraordinaria de Unasur que se celebró en Quito, los presidentes de Colombia y Ecuador hablaron diez minutos en privado, luego de haber acordado con otros colegas la aprobación de US$100 millones para Haití.

Había gran expectativa en la cumbre extraordinaria de Unasur, celebrada el martes en Quito (Ecuador), donde por primera vez, en medio una candente pelea, se iban a encontrar el presidente Álvaro Uribe con su colega venezolano, Hugo Chávez. Sin embargo, este último renunció a ir por problemas internos de su país y las miradas se voltearon entonces al encuentro que tendrían Uribe y el presidente de Ecuador, Rafael Correa, con quien se han venido restableciendo las relaciones después de rotas hace dos años, cuando la fuerza pública se metió al país vecino a bombardear el campamento de ‘Raúl Reyes’.

Este martes, finalizado el encuentro entre los presidentes de Paraguay, Perú, Haití, Colombia y Ecuador, donde se aprobó la creación de un fondo de US$100 millones para Haití adicionales a la solicitud de un crédito de US$200 millones al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ambos Presidentes hablaron diez minutos en privado sobre asuntos bilaterales.

Durante la reunión, los dos jefes de Estado se vieron sonrientes y se despidieron amablemente. También se dejaron tomar algunas fotos con los asesores de uno y otro, y se marcharon.
 
Aunque hasta el momento no se sabe cuáles fueron los temas de la charla, ambos coincidieron en calificar como importante la reunión. 
 
Lo que sí trascendió fue que ya está programado un nuevo encuentro bilateral entre Uribe y Correa en el marco de la Cumbre de Río que se celebrará en Cancún (México) el próximo 22 de febrero. 
 
Dicho encuentro se dio en medio de la cumbre extraordinaria que le pidió a los organismos multilaterales que condonen la deuda externa de Haití, entre otras medidas, para ayudar a la recuperación del país centroamericano, tras el terremoto que sacudió a la isla el pasado 12 de enero.

Por su parte, el presidente de este país caribeño, René Préval, insistió en que las labores de reparación debían comenzar cuanto antes.

“Se debe crear un nuevo Haití, no todo puede estar ubicado en Puerto Príncipe”, indicó el mandatario haitiano refiriéndose a la necesidad de descentralizar la reconstrucción del país.

Préval también mencionó cuáles son los temas apremiantes tras la catástrofe del país: impulsar un modelo de agricultura rentable, que evite la contaminación y crear condiciones de empleo para impulsar la industria y los servicios.

El Mandatario dijo que sería un error no comenzar ya mismo con la reconstrucción de Haití, en donde murieron cerca de 250 mil personas tras el terremoto.

Préval propuso la creación de un fondo vial. “Los que tengan sus ingenieros, que pongan sus ingenieros, los que tienen materiales de construcción, que pongan sus materiales”, dijo el Jefe de Estado del país caribeño.

Por su parte, Rafael Correa, presidente de Ecuador y anfitrión del encuentro de mandatarios de la Unasur, pidió a los acreedores de Haití que condonen la deuda que tiene la isla. También propuso enviar una delegación para respaldar las acciones de rescate y reconstrucción.

Al encuentro también asistieron los presidentes de Colombia, Álvaro Uribe; Paraguay, Fernando Lugo; y Perú, Alan García.

Colombia ofrece apoyo a Haití en varios frentes

Durante su intervención en la cumbre, Uribe ratificó al gobierno haitiano el ofrecimiento de ayudas de diferente tipo y aclaró que dichas contribuciones se harán sin contraprestaciones y ajustadas a las indicaciones del país caribeño.

Una de las líneas en las que estará enfocada la ayuda colombiana es en la contribución para pagar la deuda externa de Haití.

“Haití, en lo que aparece en los informes internacionales, tiene una deuda externa de 428 millones de dólares. En otros casos anteriores hemos concurrido los países a pagar la condonación de esa deuda con las agencias multilaterales. Nosotros estamos dispuestos a contribuir en eso”, dijo el Presidente.

A renglón seguido, Uribe habló de apoyar la reconstrucción de Haití. “Quisiéramos hacer trabajos que queden concluidos. No dejarlos a mitad de camino. Empezar, por ejemplo, unas casas, unas obras de defensa de inundaciones. Es mejor comprometerse, sin tener inicialmente unas expectativas muy altas, pero terminar eso bien: viviendas dignas, completas, con todas las garantías antisísmicas, ahora se llaman sismorresistentes, y que en el Caribe necesitan también una protección especial contra huracanes e inundaciones”, sostuvo.

Otro de los ofrecimientos de Uribe fue trabajar, de acuerdo con las instrucciones del Gobierno haitiano, en el censo de afectados y en el inventario de necesidades urgentes. “Nuestra gente que está en Haití colaborará con todo lo que esté a su alcance para que eso esté rápidamente”, dijo.

Sobre los recursos para financiar estas ayudas, el mandatario colombiano afirmó que una parte provendría del presupuesto nacional y del sector privado y otra de los organismos multilaterales, a los cuales se les pedirá un crédito.

Igualmente, Uribe anunció que tratará el tema con la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores y convocará sesiones extras en el Congreso para que, por ley, “se autoricen los aportes”.

200 familias serán las primeras beneficiadas

A su vez, el presidente Uribe anunció que mientras la Unasur define cómo participará en el proceso de reconstrucción de Haití, Colombia iniciará la fabricación de albergues que podrán acoger a unas 200 familias damnificadas.

El mandatario explicó que para esta tarea utilizarán la experiencia de Colombia en procesos de reconstrucción, adquirida tras el terremoto que afectó la ciudad de Armenia en 1999.

“Los albergues nuestros generalmente no son albergues con carpa. Nosotros construimos un albergue que sirve para un periodo largo; nos cuesta más o menos millón de dólares por cada 200 familias, para un periodo largo. El albergue tiene sus dormitorios, tiene su zona común, su zona de niños, tiene sus zonas de cocinas, sus zonas sanitarias”, sostuvo.

Según el último balance entregado por el Ministerio del Interior colombiano, encargado de coordinar a nivel nacional el recaudo, el envío y la entrega de ayudas en Haití, más de 57 mil personas han recibido apoyo humanitario proveniente de Colombia. Así mismo, se han enviado por vía aérea y marítima unas 940 toneladas de suministros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.