Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2009/11/11 00:00

Apagón en Brasil fue causado por tormenta de lluvia y rayos

El problema se registró en las líneas de transmisión que salen de la planta hidroeléctrica de Itaipú, que Brasil comparte con Paraguay.

Apagón en Brasil fue causado por tormenta de lluvia y rayos

El masivo apagón que dejó sin luz a las ciudades más pobladas de Brasil fue provocado por una tormenta de vientos, lluvia y rayos, explicó el miércoles el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao.

"Llegamos a la conclusión que lo que ocurrió fueron descargas atmosféricas, vientos y lluvias muy fuertes (...) que provocaron un corto circuito. El sistema desconectó las líneas de transmisión para que no ocurriera un problema mayor", explicó Lobao a periodistas tras un encuentro con las máximas autoridades energéticas en el país.

El problema se registró en las líneas de transmisión que salen de la planta hidroeléctrica de Itaipú, que Brasil comparte con Paraguay, que también tuvo su electricidad interrumpida brevemente.

El fenómeno atmosférico el martes en la noche causó un corto circuito en una de las líneas que lleva al sur del estado de Sao Paulo, con lo que otras dos líneas se cerraron para impedir que el problema se propagara a otras áreas del país.

Luiz Barata, director del Operador Nacional del Sistema Eléctrico, explicó que al cerrarse las líneas de transmisión se aislaron las regiones norte y sur de Brasil, que no se vieron afectadas por el apagón.

En total 18 de los 27 estados brasileños sufrieron el apagón, que generó temores por la seguridad y preocupaciones por los juegos olímpicos de 2016 en Rio de Janeiro.

No obstante, Lobao aseguró que el sistema eléctrico brasileño probó ser "robusto" pues se recuperó plenamente en pocas horas después de la interrupción.

"El sistema no es frágil, es tan robusto que se restableció en minutos en la mayoría de los lugares, solo en Rio y Sao Paulo demoró un poco más", sostuvo Lobao, quien aseguró que la red eléctrica estaba plenamente restablecida el miércoles.

Río de Janeiro, Sao Paulo y otras grandes ciudades estuvieron sin energía eléctrica durante más de dos horas cuando Itaipú, una de las represas hidroeléctricas más grandes del mundo sufrió un desperfecto que la dejó fuera de funcionamiento.

Ladrones aprovecharon la oscuridad para robar a las personas cerca del legendario estadio Maracaná de Río, que será sede de la apertura y cierre de las olimpiadas y la final de la Copa del Mundo de fútbol en 2014. Pero en general, la policía dijo que el delito no aumentó en Río y decreció en Sao Paulo durante el apagón.

Los metros de Río y Sao Paulo se paralizaron, los teléfonos celulares dejaron de funcionar y el tráfico se convirtió en un caos por falta de semáforos.

"La imagen de Brasil, de Río, ya es suficientemente mala con toda la violencia", dijo Paulo Viera, un diseñador gráfico de 35 años que estaba sentado en un restaurante a una cuadra de la playa Copacabana.

Viera dijo que le preocupa el efecto que el apagón tenga en la imagen de la ciudad que el mes pasado fue elegida para organizar los Juegos Olímpicos de 2016.

"No necesitamos esto. No sé cómo podría empeorar".

El apagón se produjo después de una ola de violencia entre pandillas de los barrios pobres de Río.

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva negó que el problema refleje una falta de inversiones en generación eléctrica y líneas de transmisión por parte de su gobierno.

"Es importante destacar que no faltó generación de energía y el problema no fue falta de líneas de transmisión", declaró Lula a periodistas tras una reunión con el presidente de Israel, Shimon Peres.

"En siete años hicimos 30% de todas las líneas de transmisión que se hicieron en los 130 años anteriores".

Brasil sufrió en 2001 una serie de apagones y debió racionar energía eléctrica. Lula aseguró que su gobierno, iniciado en el 2003, superó las carencias que provocaron esa escasez.

La suspensión en el servicio eléctrico se presentó dos días después de que el programa estadounidense de televisión 60 Minutos informó que dos apagones en Brasil que afectaron a Río de Janeiro en el 2005 y al estado de Espirito Santo en el 2007 Santo, fueron provocados por piratas cibernéticos, conocidos como "hackers".

La versión no ha sido fue confirmada ni desmentida por las autoridades brasileñas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.