Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/11/03 00:00

Asesinan a periodista en el norte de México

José Bladimir Antuna había interpuesto hace cinco meses una denuncia ante la Procuraduría estatal, luego de que desconocidos balearon su casa.

Asesinan a periodista en el norte de México

Un periodista de asuntos policiales fue secuestrado y asesinado horas después en el estado norteño de Durango.

José Bladimir Antuna, reportero del diario El Tiempo de Durango, fue secuestrado la mañana del lunes y por la noche las autoridades localizaron su cuerpo en un terreno baldío cerca de un parque en la capital del estado, a 750 kilómetros al noroeste de la ciudad de México, dijo a la AP vía telefónica el portavoz de la Procuraduría de Justicia estatal, Rubén López.

La causa oficial de muerte fue "asfixia por estrangulamiento", dijo el vocero. Refirió que el cuerpo no presentaba ningún disparo de arma de fuego, aunque en el tórax tenía moretones.

Las autoridades estatales iniciaron una investigación, aunque López declinó comentar las líneas que se indagan y si alguna tiene que ver con el crimen organizado.

El reportero tenía unos dos años de trabajar en El Tiempo de Durango y en varias ocasiones había reportado a compañeros del diario que había recibido llamadas telefónicas para amenazarlo de muerte, dijo a la AP vía telefónica el contador general del periódico, Fernando Mendoza.

Diarios mexicanos señalaron que junto al cuerpo de la víctima estaba un mensaje escrito en el que se aseguraba que había sido asesinado por dar información a los militares.

Mendoza confirmó que se encontró el mensaje, pero señaló que: "Nosotros no sabemos realmente qué sucedió, no sabemos decir quién fue, quién no fue o a quién señalar"

Un funcionario de la procuraduría, no autorizado a ser identificado, se limitó a confirmar que había un mensaje junto al cuerpo, aunque evitó comentar su contenido.

Antuna había interpuesto hace cinco meses una denuncia ante la Procuraduría estatal, luego de que desconocidos balearon su casa.

López dijo que se inició una investigación, aunque se concluyó que no fue un ataque en su contra, sino una riña afuera de su casa, en medio de la cual fueron hechos disparos contra la vivienda.

Mendoza rechazó la versión y opinó que sí se trató de un ataque directo.

La Sociedad Interamericana de Prensa y Reporteros sin Fronteras (RSF) condenaron el asesinado.

RSF criticó a la Procuraduría de Durango porque afirmó que supo de las amenazas y no hizo nada para proteger al periodista. "Sentimos una inmensa rabia por este asesinato que habría podido evitarse", señaló la organización con sede en Francia.

La SIP informó que abordará la violencia contra periodistas en México durante su asamblea en Buenos Aires.

El Tiempo de Durango es un diario que en noviembre cumple tres años de haber sido fundado.

El abogado y columnista del diario, Carlos Ortega, fue asesinado en mayo. Mendoza dijo que la Procuraduría no les ha informado sobre los motivos, pero consideró que "lo asesinaron por las notas que él sacaba", aunque no mencionó ninguna historia específica ni los temas.

El último reporte sobre agresiones a periodistas, divulgado en octubre por las organizaciones Artículo 19 y Cencos, señaló que al menos ocho periodistas fueron asesinados en 2009.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos señaló en agosto que en la última década se habían registrado 52 asesinatos y siete desapariciones.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.