Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/4/2010 12:00:00 AM

Bachelet: nunca se ha rechazado ayuda internacional

La mandataria chilena aclaró que lo que se había dicho tam pronto sucedió la tragedia era que se evaluaría la situación y posteriormente pedir lo que realmente se necesitaba.

 La presidenta Michelle Bachelet fue enfática sobre que "nunca se ha rechazado la ayuda extrajera", en una referencia a diversas versiones internacionales sobre el tema tras el terremoto del sábado que ha dejado 802 muertos.

"Lo que dijimos fue que íbamos a pedir lo que realmente necesitamos", señaló al llegar el jueves a Concepción, a unos 500 kilómetros al sureste de la capital chilena y la ciudad más afectada por el sismo de magnitud 8,8.

Bachelet aclaró que la primera en llamarla horas después de terremoto para expresarle su disposición a ayudar a Chile fue su colega argentina Cristina Fernández, a quien le respondió que cuando su gobierno hiciera una evaluación de las necesidades así lo informaría.

Agregó que Argentina, al igual que Brasil, Cuba, Perú y España, entre otros países, han enviado los hospitales de campaña solicitados y que se han levantado en algunas de las ciudades o localidades más afectadas por el terremoto y en la zona costera por un tsunami.

La mandataria, que visitó un centro de acopio de la ayuda enviada a Concepción, dijo que solicitó a gobernantes extranjeros el envío de hospitales de campaña para reemplazar los 39 centros hospitalarios destruidos o seriamente dañados.

Bachelet llegó al ciudad mientras aún prevalecía el toque de queda impuesto por los militares para controlar el pillaje que se desató los dos primeros días tras el desastre que ha dejado unos dos millones de afectados.

Decenas de voluntarios preparaban en esos momentos las bolsas con azúcar, té, tallarines, aceite y otros alimentos que se entregan casa por casa. Las autoridades regionales han distribuido ya desde el miércoles unas 8.000 raciones de alimentos calientes a los sectores más necesitados.

En esta ciudad comienza lentamente el restablecimiento de los servicios públicos, como el agua y la luz. Tras el levantamiento del toque de queda al mediodía la gente fue autorizada a hacer compras moderadas en algunos de los supermercados abiertos. Las adquisiciones no debían superar el equivalente a unos 30 dólares.

Bachelet insistió en hacer un llamado a la tranquilidad y sostuvo que "Chile se levantará", pero dijo que la reconstrucción le va a tocar al próximo gobierno del presidente electo Sebastián Piñera, que asume el 11 de marzo, y que ella estima que no le va a tomar menos de tres años.

Piñera, al anunciar el nombre de seis autoridades regionales el jueves, dijo que su futuro gobierno elaboró un plan para enfrentar la emergencia, que contempla la ayuda a las víctimas, reformulación de los planes de emergencia y la reconstrucción, entre otros.

Agregó que su gestión que comenzará el 11 de marzo "no va a ser el gobierno del terremoto, va a ser el de la reconstrucción".

Bachelet viajó por segunda vez desde el domingo a esta ciudad para ver en el terreno la entrega de la ayuda a los damnificados. Una de las críticas que se le han hecho al gobierno es la demora en enviar ayuda.

Explicó que su gobierno dispuso un puente aéreo con 30 aeronaves, nueve barcos de la armada para traer 320 toneladas de ayuda y agregó que "viene otro buque con 222 toneladas más con carpas, colchonetas, alimentos y 1.500 kilos de medicamentos".

El general Guillermo Ramírez, jefe de plaza en Concepción dijo en declaraciones al diario La Tercera que la "etapa de shock" ya pasó y que "estamos en el momento justo entre la solución del problema de la quebrada geografía de la zona".

Ramírez impuso un extenso toque de queda de 18 horas para detener los escandalosos saqueos que se produjeron en Concepción en los dos primeros días después del terremoto y lo extendió el miércoles a las ciudades de Ñuble y Arauco, pero de solo diez horas.

"Esto es para restablecer los servicios de utilidad pública y dar confianza a los trabajadores que laboran en este ámbito", añadió.

AP.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.