Martes, 24 de enero de 2017

| 2010/06/24 00:00

Brasil: sigue rescate tras inundaciones

El gobierno federal de ese país confirmó la entrega de US$56 millones para un fondo de ayuda.

Brasil: sigue rescate tras inundaciones
;
BBC

En Brasil continúan las labores para rescatar a más de 600 personas desaparecidas por las inundaciones que ya han dejado 44 muertos.

Los equipos de rescate trabajan a contrarreloj para encontrar a supervivientes después de que las aguas arrasaran poblaciones enteras en los estados del noreste del país.
Alagoas y Pernambuco son los estados más castigados.
 
Las fuertes lluvias han comenzado a amainar, pero las inundaciones han dejado al menos a 120.000 personas sin hogar.

Se espera que el presidente del país, Luiz Inácio Lula da Silva, quien ya ha prometido apoyo federal, acuda al lugar del desastre este jueves para comprobar en la zona el alcance de los daños.

Poblaciones enteras han sido arrasadas sin piedad por el agua, que se ha llevado consigo iglesias, colegios, hospitales e incluso estaciones de trenes.

Limpieza y reconstrucción
Según informa el corresponsal de la BBC en Brasil Paulo Cabral, el agua comienza a ceder terreno, pero ahora empiezan las ardúas tareas de limpieza y reconstrucción.

Y los equipos de rescate pueden acceder a áreas a las que era imposible hace unos días mientras continúan trabajando duramente para encontrar a las más de 600 personas que se creen desaparecidas.

El gobernador del estado de Alagoas, Teotonio Vilela Filho, fijó el pasado martes en 1.000 personas la cifra de desaparecidos porque "estamos preocupados ya que los cuerpos han comenzado a llegar a las playas y los ríos".

El mal estado de las carreteras y de la infraestructura ferroviaria ha dificultado las tareas de rescate. Según Cabral, más de 1.500 kilómetros de carreteras han sido destruidos.
Y los soldados han tenido que utilizar barcos, aviones y helicópteros para hacer llegar la ayuda humanitaria hasta las zonas afectadas.

El gobierno federal ha confirmado la entrega de US$56 millones para un fondo de ayuda.
 
Muchos residentes afirman que las inundaciones han arrasado no sólo sus casas, sino también su forma de ganarse la vida.

Y algunos se quejan de que todavía no han recibido demasiada ayuda externa.

Buenas noticias
Pero también hay lugar para las buenas noticias.

Según informa Cabral, en el pueblo de Muquem fueron encontrados este miércoles 50 personas que se encontraban desaparecidas desde que el agua arrasará la población el pasado viernes.

Habían sobrevivido buscando refugio en el único lugar que pudieron encontrar para ponerse a salvo: dos grandes árboles.

Se temía que los habitantes de este poblado hubieran muerto porque se encuentran muy aislados en medio del campo y los equipos de rescate no habían logrado adentrarse hasta allí.

En 2009, las inundaciones provocaron la muerte de 44 personas y el desplazamiento de cientos de miles en la misma región.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.