Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/12/14 00:00

Chile: la derecha, más cerca del poder

Con una ventaja de 14 por ciento, Piñera, abanderado de la centro-derecha obtuvo derrotó en primera vuelta a Frei, la opción del partido de Michelle Bachelet.

Frei dijo que "tenemos un compromiso claro y profundo con los derechos humanos. No a la amnistía".
;
BBC

Los resultados de la elección en primera vuelta para la presidencia de Chile parecieron confirmar lo que encuestas y analistas venían repitiendo desde hace semanas: la centro derecha se encontraría muy cerca de poner fin a 20 años de gobiernos de centro izquierda y regresar al palacio de La Moneda.

Aunque algunos albergaban esperanzas o guardaban reservas frente a la posibilidad de una sorpresa, ocurrió lo que se había pronosticado. Sebastián Piñera, el abanderado de la Coalición por el Cambio – de centro derecha – se ubicó primero (44%), seguido por la opción de la oficialista Concertación de centro izquierda (31%).

Todos los ojos estaban, sin embargo, sobre el tamaño de la distancia que los separaría. Aún en el comando de Frei se hablaba de que una diferencia de diez puntos sería difícil de remontar. En la práctica, la diferencia es de 13 puntos.

El resto de especulaciones gira en torno a qué pasará con los votos de los dos candidatos que no clasificaron. Uno de ellos, Jorge Arrate –ex miembro de la Concertación postulado ahora por el Partido Comunista – propuso hace una semana un pacto para evitar a toda costa el regreso de la derecha al poder.

El otro, el cineasta Marco Enríquez Ominami –también ex de la Concertación–, ratificó el domingo su condición de independiente: sus votantes, dijo, quedan en total libertad para hacer lo que les parezca.

Factor Enríquez-Ominami
Y de acuerdo con analistas consultados por BBC Mundo, no podía ser de otra manera. "El problema de fondo es que la construcción de su liderazgo ha estado fuertemente en un discurso anti dirigencia de los presidentes de la Concertación", explicó el profesor de la Universidad Central, Patricio Gajardo.

Al mismo tiempo, le quedaba cuesta arriba aparecer apoyando a la opción de derecha, cuando su base ideológica es de izquierda.
Así que, según las encuestas, su respetable 20% de votos se repartirá en forma más o menos pareja entre Frei, Piñera y los indecisos, de signo inescrutable por ahora.

Con este cuadro, las matemáticas no le dan motivos a Frei como para estar optimista.

"El mayor esfuerzo lo va a tener que hacer justamente este candidato para poder reencantar a quienes habían votado tradicionalmente por la Concertación, y particularmente encantar el voto de Marco Enríquez-Ominami", insiste el analista político de la Universidad de Chile, Guillermo Holzman.

"Yo creo que vamos a tener un proceso de negociación que empezó ya con los ofrecimientos de Piñera y Frei a este candidato. Piñera va a generar un cambio de discurso para poder sumar adeptos y con Frei va a ser más difícil, porque Enríquez-Ominami colocó como condición que la Concertación haga un mea culpa y una reflexión crítica sobre lo que ha hecho con Chile", añade.

Parece que, contrario a lo que dijera Gardel, 20 años sí es algo en política.

La campaña empieza de nuevo
Como afirmara la actual presidenta Michelle Bachelet, el balotaje del 17 de enero será, en efecto, una nueva elección. ¿Qué piezas van a jugarse las partes para alcanzar su objetivo?

Algunas de ellas ya las asomaron en sus discursos de este domingo. Se espera que Frei insista en los puntos flacos de Piñera: su condición de poderoso empresario y los antecedentes de la derecha en materia de derechos humanos.

"Yo creo que la Concertación sigue la lógica que ha seguido en las últimas elecciones. El eslogan va a ser 'todos contra Piñera' o el tema de los derechos humanos, que le ha dado votos en anteriores ocasiones. Pero el voto disidente es más complejo que eso", señala Holzman.

Gajardo apunta a que Frei intentará también fortalecer la "simbiosis entre el gobierno y su comando”", con el objeto de intentar un traspaso de la popularidad de Bachelet -que supera el 80%- hacia su persona. Hasta ahora eso no ha sido posible.

José Miguel Izquierdo, analista político y coordinador del comando estratégico de Piñera, le asegura a BBC Mundo que el candidato seguirá tratando de sumar voluntades por la vía de una agenda de cambio e integración.

"Yo creo que lo que tiene que hacer es penetrar hacia sectores de centro, centrar a la centro derecha y generar en lo posible una derecha progresista, liberal", opina el profesor de la Universidad Central Patricio Gajardo.

Un poco como representar una opción de derecha sin parecerlo mucho.

Izquierdecha o derezquierda
De todas maneras, al menos en lo que fue la campaña, el paradigma ideológico de izquierda y derecha pareció no aplicar en el sentido tradicional.

Por un lado, la Concertación es una alianza de partidos de centro izquierda, con un "centro" considerable, según opinan algunos. De hecho, Frei es representante de la Democracia Cristiana, que no comulga con la izquierda en todos los aspectos, y en especial en asuntos morales y sociales.

En cuanto a la derecha, analistas apuntan que –a pesar de que todavía hay grandes reservas entre grupos que temen la implantación de un conservadurismo extremo- ha logrado deslastrarse de las reminiscencias históricas que la vinculan al régimen de Augusto Pinochet a través, por ejemplo, de su admisión de las violaciones a los derechos humanos cometidas en esa época.

Esto, sumado a que no hay "herederos políticos" del general jugando fuerte en la escena, han convertido a la derecha en una opción para los votantes chilenos.
Los electores, dice Guillermo Holzman, "están muy claros de que en Chile no va a haber cambio en el modelo de desarrollo".

"Chile ya lo escogió, y lo que está eligiendo ahora es un estilo de gestión, un énfasis en el Estado, énfasis en el mercado, una forma de participación, pero dentro de un modelo que está avalado y legitimado por la sociedad", añade.

Una forma elegante de expresar lo que Miriam, una votante en un centro femenino de Santiago de Chile, le dijo a BBC Mundo: "aquí los candidatos traen sus cosas distintas, pero en el fondo es lo mismo; aquí no va a cambiar nada".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.