Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/27/2009 12:00:00 AM

Comicios en Honduras van ganando respaldo internacional

La Corte Suprema de ese país recalcó el jueves que tiene ordenes de captura pendientes y por ello no puede ser restituido.

Porfirio Lobo, el candidato a quien las encuestas le dan más posibilidades de ganar la presidencia en Honduras, afirmó que el derrocado Manuel Zelaya estará invitado a un diálogo nacional de reconciliación y aplaudió a los mandatarios que decidieron respaldar los resultados de las elecciones del domingo.

El mandatario de Costa Rica Oscar Arias afirmó que reconocerá los resultados electorales del domingo, salvo que algo excepcional ocurra; una postura similar fue anunciada en la jornada por el gobierno peruano.

Lobo, quien a lo largo de las últimas semanas ha proclamado la necesidad de convocar a todos los sectores sociales a un diálogo para restaurar la tranquilidad en el país, manifestó en una entrevista con AP que "si usted quiere traerle paz a Honduras tiene que meterlo (a Zelaya) en el diálogo".

"Se que en algún momento habrá que hablar con Zelaya... no es ningún problema tenemos que estar todos, incluido Zelaya", recalcó.

Zelaya está refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre cuando regresó al país de forma inesperada. La Corte Suprema hondureña recalcó el jueves que tiene ordenes de captura pendientes y por ello no puede ser restituido al puesto del que el ejercito hondureño lo sacó a punta de pistola el 28 de junio.

Lobo evadió contestar si dará un perdón presidencial a Zelaya pero aseguró que deberá salir de la embajada para que el depuesto mandatario participe en la mesa de diálogo.

En tanto, El presidente derrocado envió una carta a Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) en la cual pidió instalar un tribunal "ad hoc" para verificar si las acusaciones que las autoridades hondureñas enderezan en su contra tienen fundamento o son de carácter político.

Confinado en el recinto diplomático, con cada vez menos margen de maniobra e influencia, Zelaya ha pedido a la comunidad internacional que no reconozca las elecciones hondureñas por haber sido conducidas por un gobierno golpista, pero país a país ha ido dándole la espalda, empezando por Estados Unidos, cuyo subsecretario de Estado ajunto para el Hemisferio Occidental Craig Kelly aseveró la semana pasada que avalará las votaciones si cumplen con los estándares internacionales.

Ahora, Arias en una entrevista en Israel con la cadena CNN en Español manifestó: "¿para qué vamos a castigarlos con un segundo huracán Mitch, que sería no reconocer al nuevo gobierno, aislarlo, quitarle la cooperación?".

Lobo dijo que "que es importante para Honduras, para Centro América, para la democracia que cada vez mas países estén reconociendo el proceso electoral".

Y aseguró que "La OEA cometió un error al ligar el proceso electoral con la crisis del 28 de junio".

En el marco de la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que se desarrolla en Quito, Perú también se sumó a los países que anunciaron que reconocerán esos resultados, aunque el tema causó controversia en el seno del bloque porque varios de los demás miembros impulsaban lo contrario.

El canciller José García Belaunde expresó: "si las elecciones en Honduras se realizan con transparencia, no habrá objeciones a la misma, de suerte tal que el resultado sea la voluntad del pueblo, nosotros vamos a reconocer" esos comicios.

Al respecto, Lobo comentó que "los países van poco a poco entendiendo cuando conocen nuestra realidad".

AP.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.