30 septiembre 2009

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Crece huelga de hambre estudiantil en Venezuela

BBC

Ya son 145 universitarios que protestan por los reclusos políticos de Chávez.

Más de un centenar de estudiantes protagonizan una huelga de hambre estudiantil frente a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) de Caracas y diversos puntos del país en apoyo a los "presos políticos".

La protesta, que ya sumaría 145 estudiantes, reclama la visita a Venezuela
de una delegación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para que verifique la situación de estos reclusos.

Funcionarios del gobierno acusaron a los estudiantes de encabezar un "saboteo para desestabilizar el país".

La concentración iniciada hace cinco días ganó fuerza este martes, después de que nuevos estudiantes se sumaran a esta huelga que también se desarrolla en los estados Lara, Carabobo, Zulia y Cojedes.

El motivo fue la salida de prisión del estudiante Julio Rivas, detenido durante una manifestación a principios de septiembre y detonante inicial de la protesta.

Nada más ser liberado este lunes, Rivas se unió a la huelga esta vez para exigir que la OEA envíe una comisión y revise el estado de los que consideran presos políticos, hecho que provocó que nuevos estudiantes se unieran a la protesta.

Ahora, equipados con colchonetas y tiendas de campaña, los huelguistas permanecen a la espera de una respuesta del director ejecutivo de la CIDH en Caracas, Santiago Cantó, quien ya mantuvo conversaciones con representantes estudiantiles.

"Estoy dispuesta a quedarme aquí para lo que sea", explicó una estudiante que decía ser hija de un trabajador detenido tras protestar en la planta donde trabajaba.

Entre los llamados "presos políticos" figuran los comisarios acusados de conspiración, Lázaro Forero y Iván Simonovis, así como el periodista Leocenis García, quienes se sumaron a la huelga.

Pero incluye además a empresarios, militares y políticos -entre ellos el prefecto de Caracas, Richard Blanco, detenido junto a diez empleados de la Alcaldía Metropolitana acusados incitar a la violencia en una manifestación.

El embajador de Venezuela ante la OEA calificó de "pantomima" la huelga de hambre de los estudiantes opositores y declaró que con ello pretenden "complacer" a los medios de comunicación privados y a los que "conspiran" contra el gobierno.

A su vez, el vicepresidente de la Asamblea Nacional, Saúl Ortega, acusó a la CIDH de "manipular" a la opinión pública del país.

"En Venezuela hay plenitud de ejercicio de la democracia", apuntó, "el propio muchacho (Julio Rivas) es el ejemplo, sus abogados solicitaron un recurso y se les concedió".


Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad