Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/11/10 00:00

Ecuador en alerta por actividad sísmica

Ecuador en alerta por actividad sísmica

QUITO (AP) _ El volcán Reventador incrementó su actividad en las últimas horas expulsando lava que hasta ahora no representa riesgos, pero los técnicos se mantienen alertas, al igual que sus pares colombianos, donde se presentaron fumarolas en dos volcanes al suroeste de Colombia.

La actividad del volcán ecuatoriano, ubicado a 100 kilómetros al este de Quito, está caracterizada por "explosiones de magnitud moderada", explicó Patricio Ramón, técnico del Instituto Geofísico. "Lo que nos preocupa es la salida de los flujos de lava", señaló.

Por su parte, las autoridades colombianas en Bogotá mantenían el lunes las alertas por fumarolas en dos volcanes en el suroeste colombiano que comenzaron a emitir nubes de gas y cenizas en los últimos días.

"La actividad continúa en el volcán Reventador, siguen descendiendo los flujos de lava, éstos se mantienen al interior de la caldera, en caso de que eventualmente salieran podrían afectar a la carretera y posiblemente a los oleoductos que cruzan por esa zona del volcán", indicó Ramón a periodistas en Quito.

Por el lugar atraviesan el Oleoducto Transecuatoriano, estatal, y el Oleoducto de Crudos Pesados, de capitales estatales y privados, que por ahora no registran problemas y trabajan con normalidad. No existen poblaciones asentadas en el área que estén en eventual peligro.

El volcán de 3.485 metros de altura presentó en julio un incremento de actividad similar que, sin embargo, tampoco alcanzó los niveles del 2002.

Otro volcán, el Tungurahua, 135 kilómetros al sureste de Quito, se mantiene en una actividad eruptiva desde hace casi 10 años, caracterizada por la emisión de ceniza y rocas de material incandescente.

Por su parte, Mario Ballesteros, director del Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas) dijo en Bogotá que "las alertas se mantienen en previsión de la actividad en los volcanes".

Las alertas colombianas fueron emitidas el viernes para el volcán Nevado del Huila y la madrugada del domingo para el volcán Machín, debido a un aumento en su actividad sísmica interna y el inicio de la emisión de fumarolas de vapor de agua y ceniza, explicó Ballesteros en entrevista telefónica.

Para el Nevado del Huila, que se extiende por los departamentos de Cauca, Huila y Tolima a unos 240 kilómetros al suroeste de Bogotá, el alerta se mantiene en nivel II o naranja, mientras para el Machín, en Tolima, a unos 130 kilómetros al oeste de la capital colombiana; sigue en grado III o amarillo.

Desde abril el Nevado del Huila, de 5.364 metros de altura y el punto más alto de la cordillera central andina, se encontraba estable, desatándose las primeras alertas con un aumento de los sismos internos a partir del sábado.

Poblados cercanos al Nevado del Huila y el Machín --con unos 2.600 metros de altura-- ubicados entre 10 a 30 kilómetros de distancia, ya están bajo alerta para eventuales evacuaciones a ciudades próximas.

Hasta ahora no se han registrado víctimas, dijo telefónicamente Carlos Iván Márquez, director de socorro de la Cruz Roja Colombiana.

Sin embargo, dijo que al menos 450 personas han salido voluntariamente desde la madrugada del domingo de caseríos cercanos a Cajamarca, en Tolima, unos 150 kilómetros al suroeste de Bogotá, debido a un sismo de 3,9 grados de intensidad la víspera en el Machín.

En la clasificación de Ingeominas existen cuatro niveles de alertas: el nivel I o rojo, que corresponde a una erupción inminente o en curso, hasta el nivel IV o verde, en que un volcán tiene un comportamiento estable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.