Viernes, 20 de enero de 2017

| 2009/06/11 00:00

Ecuador quiere cambio con EEUU; Obama saluda a Correa

Ecuador quiere cambio con EEUU; Obama saluda a Correa

WASHINGTON (AP) — El canciller Fander Falconí dijo el jueves que Ecuador desea un "nuevo esquema de integración" en sus relaciones con Estados Unidos, históricamente centradas en la lucha contra el narcotráfico, y considera que su planteamiento puede ahora tener más atención que en el pasado debido a la amistad que estaban forjando los presidentes Rafael Correa y Barack Obama.

El comentario, formulado en la víspera de un encuentro de Falconí con la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, coincidió con un anuncio de la Casa Blanca de que Obama llamó a Correa el miércoles para "felicitarlo por su reciente reelección" con más del 50% de los votos que le dio un nuevo periodo de cuatro años en el gobierno.
Obama "expresó su deseo de profundizar nuestras relaciones bilaterales y mantener un diálogo permanente que pueda asegurar una relación productiva basada en el respeto mutuo", dijo la Casa Blanca.

"El mensaje que traemos es que queremos tener una relación positiva y renovada", declaró Falconí hablando acerca de su encuentro con la secretaria de Estado, el primero de un canciller ecuatoriano con Clinton desde que ella asumió el cargo a fines de enero.
Indicó que la posibilidad de una nueva relación fue abierta durante la Cumbre de las Américas en abril cuando los dos presidentes sostuvieron hasta dos diálogos aunque no necesariamente en reuniones bilaterales, ya que Obama prefirió reunirse con presidentes de bloques regionales en vez de tratar separadamente con cada uno de ellos.
"En esos dos diálogos hubo una decisión de avanzar en forma constructiva en la relación bilateral", dijo Falconí ante unos 50 diplomáticos y representantes de grupos de análisis regional en la sede del Diálogo Interamericano.

Falconí dijo que su gobierno entendía que la lucha contra las drogas y los temas de seguridad eran elementos importantes en la relación con Estados Unidos, pero "no son los únicos temas".

"Creemos que es necesario desnarcotizar nuestra relación bilateral", comentó.
Falconí dijo que los beneficios concedidos a Ecuador con la ley de preferencias arancelarias para los países andinos estaban sujetos a "evaluación periódica" y dependían de acciones del país en la campaña contra las drogas.

"Nosotros consideramos que podemos establecer una visión mucho más amplia en las relaciones comerciales", comentó.

Indicó que el modelo de trabajo pudiera ser el que Ecuador ha desarrollado para con la Unión Europea, con la cual espera entrar en negociaciones de unas "relaciones de mutuo beneficio" en el campo comercial: no ir a un tratado de libre comercio sino "un tratado de comercio para el desarrollo, que involucre un diálogo político y de cooperación, y comprensión de las diferencias económicas.

Explicó que Ecuador deseaba hablar con el gobierno de Obama de "un esquema de integración mucho más amplio", que incluya aspectos de una regularización del estatus migratorio de miles de ecuatorianos que viven en Estados Unidos y acuerdos de política pública "transparentes y claros".

Ecuador no es un país productor de drogas. El Departamento de Estado lo considera como país de tránsito del contrabando que tiene como destino Estados Unidos y otros mercados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.