Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2010 12:00:00 AM

Entierran a disidente Zapata en Cuba

Gobierno como el español y estadounidense expresaron su "preocupación" por la muerte de Zapata y exhortaron a la liberación de unos 200 presos considerados políticos en la isla.

En medio de un fuerte dispositivo policial y consignas contra el gobierno de Raúl Castro, familiares y opositores sepultaron el jueves al disidente cubano Orlando Zapata Tamayo, quien murió en prisión después de una larga huelga de hambre en protesta a las condiciones de su encarcelamiento.

La no gubernamental Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDDHHyRN) informó que Zapata, de 42 años, fue enterrado por la familia y los pocos disidentes que lograron llegar a la localidad de Banes, a unos 900 kilómetros al sureste de la capital.

"Había mucha crispación" debido a una intensa seguridad, dijo a la AP el líder de la CCDDHHyRN, Elizardo Sánchez, quien monitoreo el suceso y dijo que decenas de policías de uniforme y civil habían llegado al pequeño poblado de Banes, donde vive la madre del fallecido, Reina Tamayo.

Pese al cerco que impidió el arribo de personas al funeral, "lograron llegar algunas Damas de Blanco (esposas de opositores presos) y activistas que gritaron consignas contra el gobierno y en honor a Zapata Tamayo", explicó.

Afirmó que en la ceremonia "no hubo represión en el sentido de que no se produjeron detenciones, pero sí vigilancia".

Sánchez indicó que la seguridad del Estado retrasó la llegada del cadáver a Banes para acortar el tiempo de velorio y presionó a la familia para realizar un entierro rápido.

Zapata falleció el martes por la tarde en la capital, luego de haber sido traslado en mal estado de salud desde una cárcel en provincia en la cual había comenzado una huelga de hambre a comienzo de diciembre.

Según la CCDDyRN, unas 100 personas fueron encarcelados en comisaría o retenidos en sus casas de manera temporal entre martes y miércoles, sobre todo en el oriente de la isla, para que no hubiera protestas por la muerte. Todas las personas ya fueron puestas en libertad.

Lo sucedido a Zapata Tamayo "es muy grave, horrendo, ahora queda pendiente una investigación judicial", dijo Sánchez. Agregó que la reacción de Castro lamentando la muerte es "hipócrita".

La iglesia católica cubana calificó la muerte del disidente como "una tragedia", según un comunicado de la Conferencia de Obispos Católicos en el cual pidieron que "situaciones como esta no se repitan y... se creen condiciones para el diálogo" en el país.

El episcopado expuso que desaprueba las huelgas de hambre porque violentan el propio cuerpo.

La disidente Martha Beatriz Roque aseguró al regresar del funeral que el deceso era un "reto" para que la disidencia actúe en el futuro aunque todavía no tienen un plan de acción.

En La Habana también algunos disidentes tomaron iniciativas. En la barriada de Guanabacoa, el disidente Vladimir Alejo y otras 15 personas decidieron realizar cuatro días de duelo en los cuales llevarán un listón en el brazo, dijeron a la AP.

Un comunicado firmado por más de 40 esposas de disidentes presos exhortó a la liberación de sus familiares.

La víspera, el presidente Raúl Castro se refirió al deceso y dijo que a Zapata "se le llevó a los mejores hospitales de Cuba y murió, lo lamentamos mucho. Lamentablemente esa confrontación que tenemos con Estados Unidos hemos perdido miles de cubanos, sobre todo en la primera década víctima del terrorismo", sin que quedara clara la vinculación de Estados Unidos con el fallecimiento del disidente.

Gobierno como el español y estadounidense expresaron su "preocupación" por la muerte de Zapata y exhortaron a la liberación de unos 200 presos considerados políticos en la isla.
 
AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.