Martes, 24 de enero de 2017

| 2008/12/28 00:00

Morales acepta que cultivos de coca están destinados a la producción de cocaína

Morales acepta que cultivos de coca están destinados a la producción de cocaína

LA PAZ (AP) _ El presidente Evo Morales advirtió a los cocaleros que erradicará por la fuerza el excedente de coca si los campesinos siguen sembrando sin control y admitió por primera vez desde que asumió el gobierno hace casi tres años que una parte de la producción de esa planta es destinada a la cocaína.

El mandatario hizo la advertencia el sábado ante dirigentes cocaleros que se reunieron para evaluar al gobierno que el próximo 22 de enero cumplirá tres años.

Morales asistió a la reunión en una región del Chapare, al centro de Bolivia, junto a sus ministros, quienes rindieron cuentas a mandos sindicales cocaleros de los que Morales aún es el máximo líder.

"No toda nuestra coca va al mercado legal, lamentablemente por un problema ilegal, la drogadicción de algunos países, se desvía nuestra coca al mercado ilegal", dijo el mandatario en su discurso que fue transmitido por la radio gubernamental Patria Nueva.

Aseguró que hay campesinos que están burlando un acuerdo que permite sembrar en el Chapare un máximo 1.640 metros cuadrados de coca por familia. "Esos compañeros están traicionando", dijo y agregó que "aquel que no esté respetando el cato (la medida) de coca, el dirigente tiene la obligación de comunicar a la fuerza policial o al ejército para que vengan hacer respetar el cato de coca".

Según el mandatario, la propuesta salió de los mismos mandos sindicales.

Morales sustituyó la erradicación forzada de cocales excedentes por una política de concertación con los productores pero su plan no pudo frenar la expansión de ese cultivo.

El último informe de Naciones Unidas conocido en junio dijo que los cocales crecieron en 5% en 2007 hasta alcanzar a 28.900 hectáreas.

La ley sólo permite sembrar 12.000 hectáreas para usos medicinales y alimenticios en una región al norte de La Paz donde la planta se cultiva tradicionalmente.

Pero Morales logró en el 2005, cuando era líder sindical cocalero del Chapare, que el gobierno de entonces reconociera un límite de coca por cada una de las 30.000 familias que siembran la planta en esa región donde antes el cultivo era ilegal.

Según la oposición política la expansión de cocales está reactivando la industria de la cocaína en el país, pero el gobierno lo ha negado.

En lo que va del año la fuerza antidroga alcanzó un récord en los decomisos de cocaína con 27 toneladas.

Bolivia es el tercer productor de coca después de Colombia y Perú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.