Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/02/18 00:00

Polémica por ejército llega a las calles

Polémica por ejército llega a las calles
;
BBC

En México, la controversia por la utilización del ejército en la lucha contra el narcotráfico llegó a las calles: cientos de manifestantes bloquearon este martes accesos a cruces internacionales y carreteras en varios estados para protestar contra supuestos abusos cometidos por los militares.

Las protestas se registraron en los estados de Nuevo León, Tamaulipas y Veracruz.

Sin embargo, las autoridades anunciaron que se trata de manifestaciones financiadas por carteles del narcotráfico que buscan ejercer presión sobre el gobierno.

"Hay elementos para pensar que se trata del Cartel del Golfo y los Zetas", dijo José Natividad González, gobernador de Nuevo León.

Controversia

La decisión del presidente Felipe Calderón de involucrar al ejército en la lucha contra el narcotráfico despertó algunas críticas en el país, ya que según sus adversarios, esta decisión podría poner en riesgo la credibilidad en el ejército y aumentar las denuncias de violaciones a los derechos humanos.

Sin embargo, las autoridades aseguran que la presencia de las tropas y los avances logrados en los controles fronterizos en los últimos años han contribuido a una disminución en la cantidad de sustancias ilícitas, como la cocaína y la marihuana.

A pesar del despliegue de al menos 40 mil efectivos militares en todo el país, la violencia, en lugar de disminuir ha aumentado. En 2008 se duplicó el número de muertes violentas vinculadas con el narcotráfico.

Entre enero y el 2 de diciembre de 2008 se cometieron 5.376 asesinatos, comparado con 2.477 en igual período de 2007.

En 2009, los niveles de violencia no han disminuido. Hasta el momento se han registrado al menos 800 asesinatos.

La última intervención militar de envergadura ocurrió la semana pasada en Cancún, donde el ejército tomó las instalaciones de la Policía Municipal y arrestó a unos 30 agentes luego del asesinato de un ex general en ese balneario.

Protestas en el sur

El epicentro de las manifestaciones contra el ejército fue la ciudad industrial de Monterrey, en el norte del país, donde las protestas comenzaron hace seis días.
 
También se produjeron incidentes en las ciudades fronterizas de Reynosa y Nuevo Laredo, en el norte del país, donde grupos de manifestantes bloquearon los accesos a Estados Unidos deteniendo el tránsito y la circulación de personas de a pie.

Pero las protestas no sólo se registraron en el norte del país, donde está concentrada la actividad del crimen organizado y la narcoviolencia.

En esta ocasión, las manifestaciones se extendieron hasta Veracruz, en el Golfo de México, donde cientos de personas exigieron el retiro inmediato de los efectivos militares por supuestas violaciones a los derechos humanos cometidas contra la población civil.

Algunos analistas sostienen que la falta de empleo en el país ha facilitado el reclutamiento de jóvenes por parte de organizaciones criminales para participar en este tipo de manifestaciones o para unirse a las filas del narcotráfico.

Medidas urgentes

Tras las manifestaciones de este martes, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, Francisco Rivera, pidió una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública para tomar "medidas urgentes" que permitan frenar el crimen organizado.

El tema de las manifestaciones presuntamente financiadas por narcotraficantes tomó fuerza en 2005, cuando se produjeron incidentes con características similares.

Hace algunos meses, la ciudad de Culiacán, capital del estado de Sinaloa, fue escenario de protestas contra la presencia de agentes militares. En aquel entonces, una vez más las autoridades expresaron sospechas respecto al posible papel de organizaciones criminales en la promoción de las manifestaciones.

Sin embargo, Juan Carlos Pérez Salazar, periodista de BBC Mundo que visitó a Culiacán en septiembre pasado para una investigación sobre narcotráfico, informó que era común escuchar quejas sobre el comportamiento del ejército.

En julio de 2008, la Comisión Nacional de Derechos Humanos denunció que, entre diciembre de 2006 y mayo de 2008, el ejército había incurrido en violaciones a los derechos humanos, en especial en operativos contra el narcotráfico y el crimen organizado.

En la información que publican este jueves, algunos de los principales diarios mexicanos indican que las manifestaciones son financiadas por el narcotráfico.

El Universal, por ejemplo, las llama "narcobloqueos", mientras que Reforma bajo el título "Sitia narco frontera", indica que "el narcotráfico sitió ayer varios puntos fronterizos del norte del País, al tiempo que realizó cierres de calles y autopistas en 4 entidades".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.