Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/08/06 00:00

Socorristas luchan contra tiempo para rescatar 34 mineros atrapados en Chile

Las autoridades han informado que cerca de 130 personas integran las brigadas de rescate que se han desplazado a la zona.

Socorristas luchan contra tiempo para rescatar 34 mineros atrapados en Chile

Una lucha contra el tiempo libraban hoy los equipos de rescate que tratan de salvar a 34 obreros que desde el jueves están atrapados e incomunicados en una mina del norte de Chile con oxígeno para sólo 48 horas más, en caso de que hayan logrado llegar a un refugio al interior del yacimiento.

El derrumbe se produjo en torno a las 14.00 hora local (18.00 GMT) de este jueves, en la cota 350 (metros sobre el nivel del mar) en el yacimiento San José de la empresa San Esteban, unos 45 kilómetros al noreste de Copiapó, capital de la desértica región de Atacama, informó la intendenta Ximena Matas.

La mina consiste en un socavón que se interna en sentido ascendente en el cerro y en ese momento los trabajadores debían encontrarse en la cota 450 (metros sobre el nivel del mar), a más de seis kilómetros de la entrada por la ruta interior habitual, que quedó obstruida por el derrumbe.

Las esperanzas se centran en la posibilidad de que a esa hora los trabajadores se hallaran reunidos para almorzar en un refugio situado a cien metros al interior del derrumbe, donde pueden disponer de oxígeno para cerca de 72 horas -de las que ya han transcurrido 24-, señaló la ministra del Trabajo, Camila Merinola.

Este es el accidente más grave ocurrido en la última década en Chile, que tiene en la mitad norte del país algunos de los yacimientos mineros más importantes del mundo y cuyo principal producto de exportación es el cobre.

La angustia de los familiares y la preocupación de las autoridades se mezclaba hoy con el absoluto mutismo que ha mantenido la empresa, que hasta el momento no se ha referido al accidente y se ha limitado a entregar una lista con los nombres de los 34 afectados.

Las autoridades han informado que cerca de 130 personas integran las brigadas de rescate que se han desplazado a la zona, donde también se encuentran la ministra del Trabajo, Camila Moreno; el subsecretario de Minería, Patricio Wagner, y otras autoridades estatales y regionales.

El accidente ha coincidido con la visita oficial que el mandatario chileno, Sebastián Piñera, realiza hoy a Ecuador, de donde debe regresar este mismo viernes el ministro de Minería, Laurence Golborne, que integraba la comitiva presidencial.

La mina, que funciona desde 1886, tiene más de seis kilómetros de túneles que se adentran de forma zigzagueante en la ladera de un cerro y está dedicada a la producción de cobre y, en menor medida, de yodo, oro y plata.

Representantes de los sindicatos denunciaron hoy que el yacimiento carece de las dos vías de escape que exige la normativa legal.

Además, la rampa de acceso, de unos 5 por 4 metros, está totalmente colapsada, por lo que la solución pasa por reforzar el conducto de ventilación con el fin de que los socorristas puedan contactar con los mineros, cuyo estado se desconoce.

En caso de que se hallen en el refugio, éste dispone de frazadas (mantas), alimentos no perecederos y agua para unas diez ó quince personas, según han señalado los trabajadores, aunque en su interior podrían caber más personas de forma apiñada.

Javier Castillo, representante del sindicato de la minera San Esteban, dijo al canal CNN Chile que en el refugio debería haber oxígeno no para 72 horas, sino para dos semanas.

"Deberían tener equipos suministradores de oxígeno, alimentos no perecederos, pero la última respuesta que dio la empresa es que ese refugio no estaba con todo su abastecimiento normal porque los trabajadores se lo robaban, según ellos", afirmó.

Los trabajadores han denunciado además que habían alertado a la empresa de que se estaban produciendo derrumbes en el yacimiento, donde tres mineros han muerto en accidentes anteriores y otro sufrió la amputación de una pierna.

En tanto, los familiares criticaron que la compañía les avisara del accidente recién cinco horas después de ocurrido.

En declaraciones a los medios, el subsecretario de Minería, Patricio Wagner declinó pronunciarse sobre esta demora y confirmó que el accidente ocurrió "alrededor de las 2 ó 3 de la tarde (del jueves), con posterioridad se hicieron labores y hacia el final del día se dio la información".

Efe ha intentado sin éxito ponerse en contacto con los responsables de la minera, en cuya sede en Santiago nadie ha querido pronunciarse al respecto. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.