Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/2014 12:00:00 AM

La historia del bebé abandonado por tener síndrome de Down

Una pareja australiana tuvo gemelos, pero habría abandonado a uno de ellos porque tiene síndrome de Down. Surgen nuevos detalles.

En días pasados, una mujer tailandesa llamada Pattharamon Janbua denunció que, tras haber alquilado su vientre para tener los gemelos de una pareja australiana, sus padres biológicos solo se llevaron a la niña después del parto, que tuvo lugar el pasado mes de diciembre. La razón sería que el otro bebé nació con síndrome de Down y una enfermedad cardíaca, esta última relativamente frecuente en estos niños.

Ahora, medios de comunicación australianos reportan que el padre biológico de Grammy, el bebé abandonado, ya había cumplido una condena por abusar de tres menores en la década de los noventa.

El diario The Australian hizo pública la información basándose en documentos judiciales. La esposa del hombre confirmó los hechos, según indicó a su vez a Channel Nine News. Por este cargo, el hombre estuvo en prisión en 1998. "Las personas cometen errores, pero eso no significa que serán malos para siempre", dijo la mujer a la emisora.

Según la publicación, el padre biológico estuvo tres años en la cárcel por abusar de dos niñas de menos de 10 años y de un niño de 13.

El hombre australiano aseguró a los medios en su país que la agencia que organizó el alquiler del vientre no le había hablado del niño y que desconocía su existencia, lo cual la joven tailandesa desmiente.

Según el Sydney Morning Herald, Janbua dijo que el hombre "llegó al hospital para cuidar de la niña, pero nunca miró a Gammy ni se lo llevó", agregó en entrevista desde un hospital tailandés especializado donde el menor recibe tratamiento para sus enfermedades, entre ellas, una neumonía.

"Creo que el bebé no sobrevivirá porque su infección pulmonar es muy grave", le dijo la mujer a un reportero del diario tailandés Rath.

Janbua, de 21 años y con dos hijos propios de 6 y 3 años, aceptó alquilar su vientre para pagar deudas y recibió por ello unos 13.000 dólares. Los bebés fueron concebidos por fertilización in vitro porque los padres biológicos eran demasiado mayores para tener uno.

La pareja, que ha permanecido en el anonimato, le habría dicho a la tailandesa que se hiciera un aborto cuando se enteraron de que uno de los bebés tenía síndrome de Down a los cuatro meses de embarazo.


Video: 9 News Perth.

Quiere a su hija

Al enterarse este 5 de agosto de la revelación sobre el pasado judicial del padre biológico, Pattharamon Janbua aseguró que quiere que le devuelvan a la niña y que luchará por quedarse con ella. "Estoy conmocionada tras oír esto", afirmó.

"Necesito la ayuda de todo el que pueda traerme a la niña de vuelta cuanto antes. Esto me repugna. Estoy preocupada por mi hija". Según la ley tailandesa, ella es considerada la madre de los niños, no la donante del óvulo. Sin embargo, la mujer tuvo que haber firmado documentos que le dan la custodia al padre, de lo contrario, no habría podido salir de Tailandia con la bebé.

Mientras tanto, las autoridades tailandesas anunciaron que actuarán con mayor dureza contra las clínicas que ofrecen inseminaciones artificiales. Cinco de las 12 clínicas dedicadas a ello podrían ser cerradas por carecer de los permisos necesarios. Se desconoce si Gammy nació en una de ellas.

Aunque muchos desde Australia han ofrecido adoptar al pequeño y han hecho donaciones para los enormes gastos médicos que necesita, la mujer aseguró que quiere hacerse cargo de Gammy como si fuera suyo. "No voy a darle a mi bebé a nadie", le dijo a Fairfax Media.

Con información de EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.