Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/24/1984 12:00:00 AM

ADIOS AL LEON RAMPANTE

Expulsan a la TFP y quedan 40 jóvenes con el "síndrome del adoctrinado"

Poco le quedó a Venezuela del paso por esas tierras de la organización ultraderechista Tradición, Familia y Propiedad. Disuelta por orden del gobierno de Jaime Lusinchi--tras un estudio en el Parlamento que terminó acusando a la secta de reclutar jóvenes con fines antidemocráticos, ilícitos y anticonstitucionales--el capítulo de la TFP dejó como herencia un grupo de jóvenes que ahora se niegan a volver a sus hogares y buscan refugio en las casas de sus antiguos jefes o en la misma sede del movimiento en Caracas. Son casi 40 muchachos entre los 18 y 22 años que hace unas semanas estaban orgullosos de su porte marcial (cabellos cortos, automatismo en sus gestos, respuestas cortas y cerradas) y de sus vistosas campañas callejeras con altos pendones de seda roja coronados por un dorado león rampante. Ahora esos valientes cruzados tienen miedo de encarar una sociedad que le ha dado la espalda a sus mensajes y advertencias contra el "comunismo internacional" .
Sus jefes en Brasil, temerosos de las consecuencias que puedan tener las investigaciones que adelantan las autoridades de Caracas, han respondido que la ilegalización de la agrupación Resistencia, filial venezolana de la TFP con sede en Brasil, es el producto de la "tiranía socialista" que "va bajando sobre Venezuela como una densa nube oscura". Lejos de caracterizarla como una organización ingenua de predicadores religiosos, el ministro de Justicia venezolano José Manzo González, reveló el 16 de noviembre--sin dar muchos detalles-que él habia iniciado hace cuatro meses una investigación de la secta y que así había descubierto un presunto plan para asesinar al Papa Juan Pablo II durante su próximo viaje a Venezuela. Tal afirmación vino a coincidir con la investigación parlamentaria, revelada días antes, en la que los autores de la misma explicaron que bajo la apariencia de un culto tradicionalista y fanático--que la Iglesia Católica no reconoce--la TFP esconde oscuros fines políticos y paramilitares. Uno de los jóvenes que perteneció a dicho grupo y que terminó saliéndose por considerar los métodos de la secta "absurdos e incluso violentos", señaló que las duras condiciones a las que someten a los miembros incluyen a veces golpizas de sus "jeSes" o azotes a los reclutas durante la enseñanza de algunas oraciones.
Por lo pronto, el más inmediato de los problemas que enfrentan las autoridades de Caracas es la recuperación de los cuarenta jóvenes que aún se sienten ligados a la TFP.
Mientras el ministro Manzo González declara que "sólo existe la persuación para rescatar a esos muchachos", varios psiquiatras contratados por los padres de familia han comenzado a explicar el "síndrome del adoctrinado" presente, según ellos, en los 40.
Rubén Rendón Aponte, experto en patologías psicológicas provocadas por cultos pseudo religiosos, dice que la "desprogramación y reprogramación" de esos muchachos, será algo tan dificil y doloroso "como el tratamiento al que debe ser sometido un drogadicto". El psiquiatra explica ademas que el sindrome, es conocido técnicamente como "hiponimia", o sea ausencia de expresión genuina en el rostro, automatismo en los gestos e incapacidad para la risa (a los miembros de la secta, de hecho se les impone "votos" como el de castidad y el de "seriedad", que les prohibe reír). También explicó que tales cultos consiguen mediante técnicas, eliminar códigos de valores normales, como la libertad, la familia, el trabajo, e imprimir otros que en muchos casos conducen a estados disociados de la personalidad, a delirios y al embotamiento de los afectos. Uniformidad del lenguaje, respuestas repetitivas, cerradas y dogmáticas, pérdida de la capacidad para la libre elaboración del pensamiento, rechazo de toda idea que contradiga sus principios y amorosa lealtad hacia el lider, son componentes de la problemática de] grupo adoctrinado. También, según Rendón, el militante de esos cultos tiende a "hacerse niño", a dejarse manipular por el jefe, mientras que el resto de la sociedad no cuenta, "cuando no es directamente odiosa".
Tales son los problemas que los padres de familia --la mayoria de clase media alta--,tienen ahora con sus hijos "violados mentalmente" por la TFP, instalada en Venezuela cinco años atrás. Por ello tendrá la TFP que atender demandas legales que ya los padres de familia han comenzado a instaurar.
LA HISTORIA
La TFP fue fundada en Brasil en 1960 por Plinio Correa de Oliveira, un abogado de 76 años, que hoy sigue siendo el lider insustituible de la misma. Se calcula que la TFP tuvo en esos años casi 5.000 activistas, quienes recogian firmas en las calles --con el visible respaldo del gobierno militar--contra el comunismo, el divorcio y el aperturismo de la Iglesia Católica. Hoy, según la revista brasileña Istoe, la TFP no pasa de los mil militantes, quienes sumidos en la semiclandestinidad de sus nueve "ermitas" de Sao Paulo, prefieren no salir a la calle, que bulle de manera diferente tras el cambio político de los últimos años.
Otra causa de su decadencia actual parece ser las varias escisiones internas que la agrupación ha tenido recientemente. Orlando Fedeli, 51 años, soltero, tras 11 años de militancia acusó hace unos meses a Oliveira de haber promovido "el culto a la personalidad" hacia él y su madre Ucilia Ribeiro, fallecida en 1968.
Conocida por sus frecuentes avisos pagados en la prensa, la TFP se gastó miles de dólares en diciembre de 1981 en una campaña contra el gobierno de Francois Mitterrand. Publicaron un artículo de Plinio Correa en el Washington Post, en Le Figaro y en el Frankfurter Allgemeine Zeitung, de Alemania Federal. Esa campaña despertó tales sospechas que llevó al descubrimiento de que la secta recibia dineros de la fundación norteamericana Christian Civilization y que en Brasil era financiada por varios millonarios conservadores. En los años 60 se rumoró que la TFP estaba vinculada a bandas asesinas de ultraderecha, como el "Comando de Caza a los Comunistas" (CCC), pero es cargos nunca fueron probados así como tampoco se ha constatado que la TFP haya practicado el terrorismo contra sus oponentes . -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.