Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1998/02/16 00:00

ADIOS A LOS RICKSHAWS

ADIOS A LOS RICKSHAWS

La epidemia de gripe avícola que ataca a Hong Kong, que algunos consideran un brote indicativo de una posible epidemia mundial, podría cobrar una víctima inesperada. Se trata de los rickshaws, esos cochecitos de tracción humana que servían como taxis a los habitantes de la entonces colonia británica. Hasta la Segunda Guerra Mundial había en la ciudad unos 8.000 de esos artefactos que, con el paso del tiempo, fueron quedando relegados a ser una atracción turística. Tras la devolución de la colonia sólo operan hoy siete, manejados por ancianos que sienten la disminución del número de extranjeros dispuestos a fotografiarse en ellos. El temor es que la epidemia disminuya aún más el turismo y con ellos mueran los románticos pero definitivamente anacrónicos rickshaws.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.