Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2011 12:00:00 AM

ADN de hijos de dueña del Grupo Clarín no es de víctimas de dictadura argentina

En cumplimiento de una orden judicial, los dos hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble se sometieron pruebas genéticas, bajo la sospecha de que eran hijos biológicos de desaparecidos por el régimen militar que gobernó Argentina en la década de los 70.

Las pruebas de sangre y saliva realizadas a los hijos adoptivos de una poderosa empresaria argentina no mostraron coincidencias en un banco de datos genéticos al que las familias de las víctimas de la dictadura han donado su ADN con el fin de hallar a los desaparecidos.
 
Los periódicos, cibersitios, televisoras y radioemisoras del Grupo Clarín celebraron el sábado los resultados negativos, diciendo que ahora está claro que, después de muchos años de batallas legales, Ernestina Herrera de Noble nunca adoptó ilegalmente a los bebés de presos políticos.
 
Acusaron al gobierno argentino de haber estado acosando a Herrera de Noble en un intento por controlar los medios de comunicación del país.
 
"Las muestras son concluyentes", dijo Jorge Anzorreguey, un abogado que representa a los hijos adoptivos de la empresaria, Marcela y Felipe Noble. "Los jóvenes no estarían vinculados a familias de los desaparecidos del régimen militar".
 
Sin embargo, grupos defensores de los derechos humanos, entre ellos las Abuelas de Plaza de Mayo, dijeron que el trabajo comparativo de ácido desoxirribonucleico no ha concluido.
 
Hasta el momento, el ADN de Marcela y Felipe Noble ha sido comparado sólo con personas que se sabe fueron detenidas en 1975 y 1976.
 
Aunque sus documentos de identidad oficiales dicen que nacieron en marzo y julio de 1976 respectivamente, los grupos de derechos humanos sospechan que sus adopciones fueron irregulares y que las fechas de nacimiento podrían haber sido inventadas para ocultar su origen.
 
Adicionalmente, el Banco Nacional de Datos Genéticos se actualiza constantemente con nuevas muestras a pesar de los esfuerzos de la junta militar de eliminar cualquier rastro de sus oponentes. Sólo este año el grupo de abuelas ha buscado órdenes judiciales para abrir 40 fosas y obtener más ADN.
 
"El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) comunicó anoche que, en tres de las 55 familias cuyo perfil genético fue confrontado con el de Marcela, no puede determinarse si mantienen o no vínculo biológico con la joven, y que una de las 57 familias cotejadas con el perfil de Felipe, tampoco puede concluirse si mantiene o no parentesco", dijo el sábado el grupo Abuelas de Plaza de Mayo en un comunicado.
 
"Es decir, que deberá completarse la información genética de esas tres familias para determinar si Felipe y Marcela mantienen o no parentesco con ellas", agregó el texto.
 
"Es sabido que el BNDG se encuentra en permanente construcción, ya que existen muchas familias que desconocían que sus hijas o nueras se encontraban embarazadas al momento de desaparecer. Gracias a investigaciones a partir de testimonios de sobrevivientes de centros clandestinos de detención, lentamente se han ido reconstruyendo casos de embarazadas e incorporando el perfil genético de sus familias al Banco", agregó.
 
"El terrorismo de Estado borró todas las huellas de los desaparecidos y su descendencia. Por eso, las Abuelas partimos de dudas, nunca de certezas. El rompecabezas se va rearmando gracias a la información que la misma sociedad nos brinda, pero muchas veces resulta imposible completarlo", añadió.
 
Los dos hijos han insistido en su derecho a determinar su propia identidad y han defendido intensamente a su madre adoptiva, cuyo conglomerado de medios de comunicación independientes se ha enfrascado en una interminable lucha de poder con la presidenta Cristina Fernández.
 
Los abogados de la familia Noble dijeron que el caso debería ser desechado ya, pero Alan Iud, un abogado de las abuelas, dijo que, por ley, estas comparaciones deben continuar de forma indefinida.
 
"No existe un resultado negativo. Las Abuelas continuamos cautelosas y expectantes a los nuevos cotejos y a la posibilidad de que el Banco se complete, para que tanto las Abuelas como Marcela y Felipe finalmente podamos saber si son o no hijos de desaparecidos", agregó.
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.