Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/23/2009 12:00:00 AM

AF-447: "esperanza" por las cajas negras

La nueva búsqueda de las cajas negras se limitará a un área de 2.500 kilómetros cuadrados.

La agencia francesa que indaga sobre la tragedia del vuelo Air France 447 se declaró optimista este martes sobre la nueva búsqueda de las cajas negras del avión que cayó al Océano Atlántico seis meses atrás, pese a los fracasos anteriores.

Existe "la esperanza de localizar los restos y de poder subir los registradores y leerlos", dijo Jean-Paul Troadec, director de la Oficina de Investigaciones y Análisis francesa (BEA, por sus siglas en francés), en una conferencia de prensa.

Troadec sostuvo que las cajas negras pueden estar cerca de donde se hallaron otras partes del Airbus 330 en el Atlántico, por lo que la nueva búsqueda a partir de febrero se limitará a un área de 2.500 kilómetros cuadrados.

Hasta ahora, se desconoce por qué el avión cayó al Atlántico en la noche del 31 de mayo cuando volaba entre Río de Janeiro y París, causando la muerte de las 228 personas que iban a bordo.

La información sobre el vuelo que pueden contener las cajas negras de la aeronave se considera clave para aclarar el misterio, pero dos fases previas de búsqueda de los aparatos fallaron pese a la tecnología de punta utilizada.

Troadec afirmó que todas las esperanzas de saber lo que pasó están depositadas en la búsqueda de las cajas negras, porque se llegó al "límite" de deducciones posibles con las 1.500 piezas del avión recuperadas hasta ahora.

Al mismo tiempo, dos sindicatos de pilotos de Air France plantearon dudas sobre "la independencia, la transparencia y la eficacia" de la BEA para aclarar lo que ocurrió con el vuelo AF-447.

Área reducida
Está previsto que la nueva etapa de rastreo de las cajas negras, fuera de la costa noreste de Brasil, comience en el transcurso de febrero y se extienda por tres meses, con un sonar (aparato detector) y un submarino equipado especialmente para la misión.
 
El costo de la búsqueda fue estimado en unos US$14,2 millones, que serán aportados "en partes iguales" por Air France y Airbus.

El área de la nueva exploración se reducirá significativamente respecto a las fases previas, que abarcaron una zona del Atlántico de unos 19.000 kilómetros cuadrados.

La reducción del área de búsqueda se hizo bajo la hipótesis de que las cajas negras están en la misma zona donde se hallaron otras partes del avión, que según la BEA cayó entero al océano.

Eso permitiría aumentar la precisión de la búsqueda, aunque también conlleva el riesgo de concentrar los esfuerzos en el lugar equivocado.

"Buena probabilidad"
Se cree que las cajas negras dejaron de emitir las señales sonoras que habrían ayudado a localizarlas un mes después de la tragedia, lo cual complica los intentos de encontrarlas.

Sin embargo, Troadec estimó que existe una "buena probabilidad" de tener éxito en la nueva búsqueda y descartó que sin esa esperanza pudiera lanzarse "una operación tan importante" y costosa.

La BEA también espera que los registros de las cajas negras todavía sean descifrables pese al tiempo que pudieron haber estado sumergidos en el Atlántico, comentó el investigador principal de la tragedia, Alain Buillard.

Informe final
La agencia investigadora francesa emitió la semana pasada un segundo informe preliminar sobre la tragedia en el que sostuvo que "las circunstancias exactas del accidente y sus causas siguen sin ser determinadas".

No obstante, el informe de la BEA advirtió que los sensores de velocidad Pitot que tenía el avión pueden dar información errónea en la altura y recomendó a las autoridades cambiar los criterios para habilitarlos.

También sugirió modificar las cajas negras de los aviones, ampliando de 30 a 90 días el tiempo durante el cual siguen emitiendo señales, para poder localizarlas luego de un accidente.

Troadec anunció que un informe final sobre el vuelo AF-447 se emitirá a fines de 2010, pero descartó que el mismo pueda ser "concluyente" sin acceder a los datos grabados en las cajas negras del Airbus.

"Huecos"
Este mismo martes, dos sindicatos de pilotos de Air France criticaron a la BEA por el informe sobre la tragedia publicado la semana pasada y la falta de elementos nuevos para identificar las causas de la tragedia.

"Estos huecos plantean la cuestión de la independencia, la transparencia y la eficacia de los trabajos de la BEA", indicó el Sindicato Nacional de Pilotos de Línea, mayoritario en Air France.

Otro sindicato de la empresa, Alter, sostuvo que el informe de la BEA parece "una tentativa de proteger a cada uno de los actores implicados" en la tragedia, como Air France, Airbus y Thales, fabricante de los sensores Pitot.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?