Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/27/2012 12:00:00 AM

Al interior de una mente Nazi

El psicoanalista Daniel Pick ha publicado un libro que revela anotaciones inéditas de interrogatorios y estudios sobre la mente de los líderes nazis que califican como "inalterables y autoritarias".

"¿Cómo los aliados británicos y estadounidenses utilizaron el psicoanálisis durante la guerra para entender el nazismo?", esa es la pregunta fundamental en la investigación del psicoanalista Daniel Pick, autor del libro 'The Pursuit of the Nazi Mind: Hitler, Hess and the Analysts', que revela notas inéditas sobre la mente de los líderes nazis.

El diario elmundo.es, ha publicado unos pequeños apartes del libro que cita las notas del cuaderno de Henry Dicks, psicoanalista del ejército británico quien participó de las investigaciones durante la guerra. Sobre Rudolf Hess, hombre de confianza de Hitler, dice que "la primera impresión es que se trata, sin duda, de un psicópata esquizoide".

"Su rostro es el de un animal atormentado. La cara es bestial, de mono o de lobo, pero también deja entrever a un hombre que en algún momento de su juventud fue encantador” pero también dice que “es patético y miserable en vez de amenazante y desagradable", decía Dicks, según publicó el medio español.

Rudolf Hess fue capturado en mayo de 1941 cuando intentó ingresar a territorio británico clandestinamente en una avioneta. Pretendía lograr un acuerdo de paz hablando con el duque de Hamilton, que era conocido suyo. Sin embargo la pista de aterrizaje del duque nunca se iluminó y Hess tuvo que saltar en paracaídas cuando se le acabó el combustible.

Luego fue llevado a la Torre de Londres donde se le realizarían fuertes interrogatorios y sobre todo, un contundente psicoanálisis.

Daniel Pick dice en elmundo.es que “en algunos momentos los doctores estaban interesados en su mente, su subconsciente, su superego, su masoquismo, su sadismo, su paranoia, la historia familiar, las enfermedades, el historial de suicidios”. Todo esto siempre con la intención de comprender a los nazis y derrotarlos.

Luego de intentar suicidarse sin éxito en dos ocasiones, Hess siguió siendo objeto de investigación de Dicks quien también determinó que él había tenido "un padre autoritario y muy severo y una madre anulada”. Así, concluyeron que “esa estructura familiar era común en Alemania, que estaba en su cultura y sociedad, padres disciplinantes y tiránicos y madres apocadas” dice edmundo.es.

Para los aliados, esto explicaba las “fantasías heroicas y la necesidad de un salvador para el pueblo alemán”.

Como solución, el grupo de doctores pensó en ‘curar’ del nazismo a sus adeptos implantando centros de formación en valores democráticos. Sin embargo, pocas esperanzas se almacenaron en esta prueba, pues los expertos sugerían que las mentes de estas personas eran “inalterables y autoritarias”.

Luego en 1945, Hess fue llevado ante el Tribunal de Nüremberg. Para ser juzgado. Sin embargo muchos pensaron que no era apto para eso por su estado, pero los estudios psiquiátricos demostraron que sí. Al final, quien fuera la mano derecha de Hitler y apresado en una escena absurda, fue condenado a cadena perpetua y se suicidó en 1987, una salida que los doctores de entonces determinaron como predecible para las mentes de los nazis.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.