Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/09/29 00:00

Al menos 90 periodistas asesinados en nueve meses

Latinoamérica, debido a los casos en México y Honduras, constituye la región de mayor peligro para los periodistas, seguida de Asia, a causa, sobre todo, de Pakistán y Filipinas.

Al menos 90 periodistas asesinados en nueve meses

Al menos 90 periodistas han sido asesinados en 33 países desde enero del 2010, en contraste con los 72 que perdieron la vida durante el ejercicio de su profesión en el mismo período del pasado año, alertó la Campaña Emblema de Prensa (PEC).

En un comunicado divulgado, PEC hizo un llamado "urgente" a todas las partes implicadas para actuar frente al aumento de asesinatos de periodistas, y destacó que sólo "durante los últimos tres meses, 31 profesionales fueron asesinados".

"Es un fracaso, no progresamos. En lugar de mejorar, la situación se deteriora", dijo su secretario general, Blaise Lempen, quien recomendó a las asociaciones de periodistas "estar mucho más activas" e instó a los gobiernos a ser "más firmes en la prevención y en la represión de estos delitos".

"La puesta en marcha de una Convención sobre la protección de los periodistas es necesaria para reforzar la aplicación del derecho existente", agregó Lempen.

Según PEC, el país de mayor peligrosidad es México, donde 13 periodistas han sido asesinados desde comienzos de año debido al conflicto entre el Ejército y los carteles de la droga.

Le siguen Honduras, con nueve periodistas asesinados, y Pakistán, también con nueve, muchos de ellos atacados y ejecutados en las zonas fronterizas con Afganistán, lo que convierte esta región en una de las menos seguras para los trabajadores de los medios de comunicación.

Así mismo, cinco periodistas fueron asesinados en Irak, otros cinco en Rusia -en la región del Cáucaso-Norte- y cinco más en Filipinas.

Los seis países mencionados, apunta PEC, concentran la mitad de los periodistas asesinados en el mundo en lo que va de año, seguidos de Somalia, Indonesia, Nepal, Nigeria y Colombia, con tres profesionales muertos en cada caso.

Además, dos periodistas murieron en Afganistán, donde dos reporteros de la televisión francesa siguen en cautiverio desde hace nueve meses, y dos fueron asesinados en cada uno de los siguientes países: Angola, Tailandia, India, Venezuela y Uganda.

El resto de crímenes se cometió en Argentina, Bangladesh, Bielorrusia, Brasil, Bulgaria, Camerún, Chipre, Ecuador, Grecia, el Líbano, República Democrática del Congo, Ruanda, Turquía, Ucrania, Yemen e Israel.

Latinoamérica, debido a los casos en México y Honduras, constituye la región de mayor peligro para los periodistas, seguida de Asia, a causa, sobre todo, de Pakistán y Filipinas.

África presenta un "marcado deterioro", apunta PEC, ya que, además de Somalia, se han registrado víctimas mortales en Nigeria, Angola y Uganda, con un total de 13 periodistas asesinados en este continente en los primeros meses del 2010.

Europa, por su parte, se caracteriza por la existencia de "casos aislados pero inquietantes", dice el comunicado, que destaca un total de 12 muertos en siete países distintos desde comienzos de año.

Según Lempen, los mecanismos existentes para investigar de forma rápida y llevar ante la justicia a los responsables de estos crímenes continúan siendo muy deficientes.

Como aspecto positivo, la presidenta de PEC, Hedayat Abdel Nabi, observó con satisfacción que la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos subrayara la importancia de la protección de estos profesionales en un debate del pasado mes de junio sobre la situación de los periodistas en conflictos armados.

"Ante estas horribles cifras, se necesita una mayor atención por parte de la comunidad internacional", añadió Abdel Nabi, e hizo un llamamiento al Consejo de Derechos Humanos para que se ocupe "con carácter urgente" de la cuestión antes de finales de año.
 
EFE.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.