Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/03/07 00:00

¿Al poder sin fusil?

La izquierda ex guerrillera del Fmln podría llegar al poder por primera vez. Muchos temen que su gobierno se convierta en otra ficha de Hugo Chávez.

Mauricio Funes, candidato del Fmln, y Rodrigo Ávila, del Arena, intensificaron en los últimos días sus jornadas de proselitismo para convencer a los electores indecisos , cuyos votos definirán los resultados del próximo 15 de marzo

En medio de la violencia electoral,una delincuencia galopante y una economía en quiebra, en las elecciones presidenciales del 15 de marzo en El Salvador se enfrentan promesas de cambio y certezas de continuismo. Sus resultados podrían ser decisivos, o atravesar sin pena ni gloria la historia del país. Porque aunque hay encuestas para todos los gustos, la mayoría le otorgan la ventaja a Mauricio Funes, el candidato del Frente Farabundo Martí para Liberación Nacional (Fmln), por encima de Rodrigo Ávila de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que ha gobernado los últimos 20 años.

Las esperanzas de lograr la alternancia se deben a la presencia de Funes como candidato, una inteligente jugada del Fmln. Sus líderes parecen haber aprendido de elecciones en que el discurso radical de los candidatos llevó al fracaso sus aspiraciones presidenciales. Por primera vez desde los Acuerdos de Paz de Chapultepec que en 1992 pusieron fin a la guerra civil, el Frente está representado por un independiente cuya retórica trasciende la beligerancia del partido. Funes, un periodista que por 20 años ha aparecido en la televisión y colaborado con CNN, ha transformado la imagen del partido y es su primer candidato que ni es militante ni tiene historia en la lucha guerrillera.

Desde que se legalizó, el Fmln se ha convertido en la segunda fuerza política, y desde entonces ha incrementado su cuota de poder en los departamentos y en la Asamblea Legislativa. Pero las divisiones y disidencias, y la necesidad de una transformación han marcado la historia reciente del Frente ex guerrillero. Según declaró a SEMANA Joaquín Villalobos, antiguo líder de una de las facciones más duras del Fmln durante la guerra, y disidente desde 1994, "el Partido Comunista se apoderó del Frente luego del acuerdo de paz, con lo que la línea más dura se impuso a los de tendencia socialdemócrata".

La candidatura de Ávila, por su parte, podría costarle a Arena la presidencia, pues se trata de un ex director de la Policía con poco carisma. Pero a pesar de los antecedentes de Arena, que también tuvo su parte en los excesos de la guerra civil, los salvadoreños podrían preferir a Ávila que llevar a su país por la senda del socialismo del presidente venezolano Hugo Chávez,.

Hasta ahora, Funes se ha mostrado más cercano al perfil centroizquierdista del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. Sin embargo, el Fmln ha dejado claras sus intenciones de contar con el apoyo de Chávez, con cuyo discurso antiimperialista parece tener gran afinidad. Sin ir muy lejos, luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, líderes del Fmln, entre ellos la fórmula vicepresidencial de Funes, Salvador Sánchez, organizaron un festejo en el que quemaron banderas de Estados Unidos y mostraron pancartas con vivas a Osama Ben Laden.

Pero Funes no parece dispuesto a dejarse maniatar por su partido. De hecho, ya surgieron los primeros roces, pues Funes pretende excluir de puestos claves en su eventual gabinete a los efemenelistas. El candidato también ha mostrado disposición para pactar con opositores históricos del Frente, como los militares, algunos de los cuales ya anunciaron su adhesión. Esto, claro, a costa de mantener la amnistía para los crímenes de las fuerzas del Estado. Además, se ha sentado a negociar con empresarios, académicos e intelectuales críticos del Fmln, lo que podría interpretarse como una traición a los ideales del Frente,.

En un ambiente tan complejo, Arena podría dar una sorpresa y ganar las elecciones. Como dijo a SEMANA Sergio Arauz, del medio digital salvadoreño El Faro, en ese caso Arena derrotaría con el peor candidato de su historia, al mejor candidato que ha tenido el Fmln en la suya.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.