Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/08/26 00:00

Almodóvar encarna a una víctima del franquismo

Esta vez delante de las cámaras, el cineasta español Pedro Almodóvar cambió de posición para encarnar a una víctima del gobierno franquista en el cortometraje "Cultura contra la impunidad".

Almodóvar encarna a una víctima del franquismo

 
 
La película relata en quince testimonios el drama de asesinados cuyas familias esperan, hasta el día de hoy, que se haga justicia.

Almodóvar encabeza un equipo de quince actores españoles que incluye otro ganador del Oscar, Javier Bardem, interpretando historias reales, en primera persona, de gente asesinada entre los años 30 y 50 del siglo XX.

El corto de la directora Azucena Rodríguez fue hecho en forma gratuita por todos los participantes. Actores, directores, productores y técnicos colaboraron de manera altruista.

La película se propone crear conciencia en la población respecto a la situación de las familias de las víctimas del gobierno franquista.

Muchas de estas familias aún andan en busca de parientes desaparecidos, enterrados en fosas comunes, cuyos cuerpos ni siquiera fueron localizados e identificados para que los parientes pudieran sepultarlos.

El corto fue presentado en Madrid por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, una organización no gubernamental que recaba información sobre los desaparecidos y auxilia en trámites legales para el reconocimiento de sus derechos.

Testimonios
El cortometraje consta de quince relatos de 40 segundos cada uno. Pedro Almodóvar interpreta al aviador Virgilio Leret Ruiz, primer militar asesinado en el levantamiento de 1936, poco antes del inicio de la guerra civil.

Leret Ruiz fue ejecutado por no aceptar el golpe militar. Fusilado por sus propios compañeros de cuartel, no tuvo siquiera derecho a defensa.

Su cuerpo desapareció y sus descendientes aún procuran encontrar su paradero.

Almodóvar, que no estuvo en la presentación del corto, envió una declaración en que dice que "España tiene una deuda moral con las miles de familiares de las víctimas".

"Fue una experiencia muy emocionante poder dar, humildemente, voz al primer militar asesinado por no apoyar la sublevación framquista. No se trata de una cuestión política, sino de una cuestión humana".

Para uno de los artistas que tomó parte en el corto, el actor Paco León, la película tiene incluso un componente personal. León interpreta a su propio bisabuelo, asesinado y desaparecido hace más de 70 años.

La directora Azucena Rodríguez explicó en conferencia de prensa colectiva que la "Plataforma Cultura contra la Impunidad" (grupo de artistas comprometidos con la causa de las víctimas del franquismo) produjo la película con el objetivo de que sea una protesta "que despierte a la sociedad".

"Queremos que las víctimas del franquismo se hagan visibles, colocar rostros y voces reconocibles en los protagonistas de la gran tragedia colectiva cuya memoria no fue capaz de asumir el Estado español después de 30 años de democracia", dijo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.