Martes, 24 de enero de 2017

| 2001/10/29 00:00

Amarga espera

Amarga espera

El contagio del sida en algunos países ha llegado a niveles extremos, sobre todo en Africa, al borde de una catástrofe demográfica. Es el caso de Suazilandia, territorio tribal de modo de vida muy tradicional. Allí el rey Mswati III, último monarca absoluto del continente, ha tomado una medida que tiene a todo el mundo perplejo, no sólo por lo drástica sino por lo difícil de hacer cumplir: ha revivido el rito umchwasho, por el cual las jóvenes vírgenes deben usar hasta los 18 años unos pantalones especiales que significan ‘No tocar’. Los que violen la norma deberán pagar de multa una vaca. Entre los debates se argumenta que las jóvenes se van a quedar sin marido porque “ellos no están dispuestos a esperar”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.