Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2011 12:00:00 AM

Anuncian operación para recuperar cuerpos y restos del vuelo AF447

Según el gobierno francés, sería posible "localizar rápidamente" las cajas negras del avión de Air France que cayó al mar en 2009 tras ser ubicado gran parte del fuselaje.

;
BBC
Los cuerpos y restos del avión de Air France hallados en el fondo del Océano Atlántico comenzarán a ser recuperados en unas tres semanas por Francia, con la ilusión de develar qué provocó la tragedia hace casi dos años.

El anuncio de la operación fue realizado este lunes por la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA por sus siglas en francés), tras el hallazgo el fin de semana de una “gran parte” del fuselaje bajo el mar.

Un objetivo de la operación de rescate será encontrar las cajas negras del vuelo que se precipitó al Atlántico cuando volaba entre Río de Janeiro y París, matando a las 228 personas a bordo, dijeron los investigadores.

“Es esencial tener los registradores de vuelo para determinar el escenario del accidente”, dijo Alain Bouillard, quien dirigirá la operación de rescate de los cuerpos y restos de avión en alta mar.

Sin embargo, admitió que aún se desconoce dónde podrían estar las cajas negras del Airbus 330. “Pueden estar todavía unidas al fuselaje o separadas”, comentó.

Tampoco se sabe si las cajas negras podrán ser leídas o descifradas por expertos si son halladas, debido al impacto que pudieron haber sufrido y el tiempo que estuvieron bajo el mar.

Fotos bajo el mar

Durante una conferencia de prensa en las afueras de París, la BEA exhibió fotos de piezas del avión detectadas a 3.900 metros de profundidad en el Atlántico, incluidos dos motores y el tren de aterrizaje.

Las imágenes fueron captadas por robots submarinos que participan desde el 25 de marzo de la cuarta fase de búsqueda de los restos del avión, que cayó al océano en la noche del 31 de mayo de 2009.

Los investigadores evitaron mostrar imágenes de los cuerpos encontrados y dijeron desconocer cuántos son. Medios franceses indicaron que la profundidad donde están podría haber ayudado a su conservación.

La ministra francesa de Transportes, Nathalie Kosciusko-Morizet, dijo que los cuerpos están en una parte importante del fuselaje hallada en una pieza y que su recuperación comenzará dentro de tres semanas o un mes.

El gobierno francés abrió una licitación para elegir a la empresa que llevará a cabo las tareas. Hay tres navíos preseleccionados para llevarla a cabo, dos franceses y uno estadounidense.

El misterio de las cajas negras
 
Bouillard indicó que los restos del avión que fueron detectados el fin de semana están dispersos en un área “relativamente reducida” de 600 metros por 200 metros.

Eso ha alentado las esperanzas de poder encontrar las cajas negras, que habrían grabado los parámetros de vuelo y las conversaciones de los pilotos antes de la caída del avión.

Bouillard comentó que “habrá que ver en qué estado se encuentran” esos registradores, pero manifestó confianza en que podrán ser leídos por “ingenieros de alto nivel” si son hallados.

El director de la BEA, Jean-Paul Troadec, explicó que a veces las cajas negras “pueden resistir mucho tiempo” pero otras veces se destruyen durante el impacto de un avión con la superficie y eso hace “difícil” leerlas.

Agregó que “si no se estropearon durante el impacto, hay posibilidades de que sean tratables”.

En cambio, si resulta imposible leer los registradores, se recuperarán más piezas que lo previsto actualmente, explicó Troadec.

Los expertos indicaron que “hay otros equipos interesantes para investigación”, como las calculadoras del avión y un aparato que se denomina registrador de mantenimiento.

“Elementos complementarios”
 
En su segundo y último informe preliminar sobre la tragedia, la BEA indicó que “las circunstancias exactas del accidente y sus causas siguen sin ser determinadas”.

Sin embargo, admitió que los sensores de velocidad Pitot que tenía el avión pueden dar información errónea en la altura y recomendó modificar los criterios para habilitarlos.

Los sensores Pitot fueron señalados por pilotos y expertos en aviación como la probable causa de la tragedia, en base a incidentes previos similares.

Pero los investigadores franceses descartaron que la caída del avión se pueda explicar sólo por una incoherencia en las mediciones de velocidad.

En marzo, una jueza francesa puso a Air France y al constructor Airbus bajo investigación preliminar por el presunto homicidio involuntario de las personas que viajaban en el vuelo AF447.

La aerolínea francesa indicó en un comunicado que el hallazgo de partes del avión “es una buena noticia porque da esperanzas de encontrar información sobre las causas del accidente, hasta ahora sin resolver”.

El primer informe preliminar de la BEA indicó en 2009 que el avión no se destruyó en el vuelo sino que parecía haber caído al mar en una sola pieza.

Esta conclusión se obtuvo en función del análisis de 640 piezas del avión halladas poco después de su caída, junto con medio centenar de cuerpos sin vida.

Pero Bouillard advirtió este lunes que el examen de los restos detectados el fin de semana debería aportar “elementos complementarios a lo suministrado en los dos informes” preliminares de la BEA.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.