Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1991/12/30 00:00

ARDE CARACAS

La agitación social hace temer por la estabilidad de las instituciones de Venezuela.

ARDE CARACAS

DESDE LA DECADA DE LOS AÑOS 50 VENEzuela se convirtió en el pariente rico de esta parte del mundoS. Sus ingresos petroleros hicieron que Caracas dejara de ser una soñolienta capital caribeña para convertirse en una metrópoli de grandes avenidas y puentes. Cuando la bonanza llegó a su punto máximo a mediados de la década de los años 70, se hizo célebre la anécdota de que los turistas venezolanos en Miami encontraban todo tan barato que compraban dos ejemplares de todo. La misma ciudad norteamericana se convirtió en un pequeño Caracas, pues muchos venezolanos, sin ser ricos, encontraban que invertir en finca raíz en la Florida era algo al alcance de la mano. En las barriadas pobres que rodean a la capital sobresalían las antenas de televisión y se bebía whisky escocés.
Esa situación ha cambiado radicalmente, entre otros muchos factores por cuenta del ajuste de la economía iniciado en la segunda presidencia de Carlos Andrés Pérez. El presidente social demócrata había dirigido al país entre 1974 y 1979 con un programa de extremo proteccionismo. El Pérez de esos años nacionalizó la industria petrolera, limitó el campo de acción de los inversionistas extranjeros y trató de sustituir las importaciones con productos nacionales, sobre la base de industrias cobijadas por fuertes subsidios.
Pero al llegar de nuevo a la presidencia en 1989, el otrora defensor del intervencionismo estatal se encontró con un panorama menos optimista, en el que la deuda externa del país ascendía a las dos terceras partes del producto nacional bruto anual. Con un déficit presupuestario del 9,8 por ciento del PNB y las reservas limitadas a tres mil millones de dólares para pagar su abultado endeudamiento, Pérez no pudo sustraerse a acordar con el Fondo Monetario Internacional una serie de medidas para

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.