Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/03/05 00:00

Argentina: Referendo en las Malvinas genera tensión con Gran Bretaña

Argentina desconocerá el resultado del referendo que se votará el lunes en las islas, al que considera “ilegal”.

La posición del gobierno argentino mostraría que solamente le interesa recuperar la tierra sin interesarse por quienes han habitado en las islas durante generaciones. Foto: Cortesía gobierno Falkland. Foto de Russel Evans

Las relaciones bilaterales entre Gran Bretaña y Argentina nunca han pasado por un buen momento. La recurrente problemática sobre la soberanía de las islas Malvinas o Falkland Islands, ha sido una piedra en el zapato para establecer buenas relaciones diplomáticas.

La iniciativa de las islas en realizar un referendo que ponga fin de una vez por todas a esa disputa e incertidumbre, da pie a un nuevo cruce de palabras entre Argentina y Reino Unido.

Las declaraciones de Argentina al declarar el referendo de ilegal, arrojan más leña al fuego. Alicia Castro, embajadora de ese país en el Reino Unido junto con el abogado internacionalista argentino Marcelo Kohen, declaran a un periodista del diario The Telegraph del Reino Unido que el resultado de ese referendo es “irrelevante” para su nación, pues consideran el asunto más como un asunto de legalidad y del control de unas islas que se encuentran dentro de su plataforma continental.

Kohen afirma que el referendo que las Naciones Unidas contempla dentro de su carta, no aplica para el caso de las Islas Malvinas, ya que no han sido considerados como pueblo: “La Asamblea General no ha reconocido la existencia de un pueblo malvino aparte, por lo tanto la Asamblea General no ha reconocido la aplicabilidad del principio de autodeterminación a las islas.”,  le dice Kohen al Telegraph.

Esta visión es la misma del canciller argentino, quien declaró el mes pasado en Londres que “no existen isleños malvinos. Lo que existen son ciudadanos británicos que viven en las Islas Malvinas”, agregando que la situación es similar a la que ocurre  en Israel y Palestina.

Esas declaraciones ofenden al Reino Unido y a los habitantes británicos de las islas, ya que la posición del gobierno argentino mostraría que solamente le interesa recuperar la tierra sin interesarse por quienes han habitado en las islas durante generaciones. Esa posición del gobierno suramericano es posible por cuanto se consideran los resultados del referendo predecibles.

El doctor en ciencia política Juan Pablo Milanese, afirma que independientemente del resultado del referendo, el “estatus quo” no va a cambiar, y que a pesar de que las relaciones bilaterales se han visto afectadas por esta problemática, “los dos gobiernos toman el asunto como un asunto que actualmente no pasa más allá de lo discursivo y simbólico”.

Milanese agrega que la situación tiene que ver también con la situación política doméstica de Argentina, donde “el tema de las Malvinas sale con fuerza cada vez que hay algo que tapar”. Afirma que el tema siempre saldrá a flote independientemente del color político del gobierno de turno.

Recientemente, la presidente Cristina Fernández ha insistido en dialogar y negociar con el Reino Unido sobre la posesión de las islas, mientras ese país insiste en que se debe respetar la existencia de los isleños para iniciar diálogos.

Según el gobierno argentino, en 1833 Gran Bretaña invadió las islas y expulsó los argentinos que allí residían. El gobierno británico asegura que eso no sucedió en ningún momento.

Oportunidad comercial para el Reino Unido

Más allá de que los británicos tengan un interés en reclamar ese territorio como suyo y de garantizar a sus ciudadanos en las Malvinas una existencia tranquila y sin problemas con Argentina, la posesión absoluta sobre esos territorios y reconocida por el resto del mundo, garantiza tener una frontera con el círculo polar antártico y acceso a la Antártida, que a la larga le permitiría explotar hidrocarburos.

En junio de 2011, Sudáfrica, Argentina, Chile y Estados Unidos y Australia (países que tienen fronteras con el polo sur) tomaron la decisión de explotar petróleo en el círculo polar antártico. Milanese afirma que en un futuro, el Reino Unido tendría la posibilidad de acceder al polo sur para la explotación de hidrocarburos, donde aparentemente hay grandes reservas que no pueden ser explotadas, y donde en este momento solamente se puede realizar exploración científica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×