Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/13/2013 12:00:00 AM

La Iglesia de la Natividad de Belén se someterá a un cambio extremo

El lugar donde según la tradición cristiana nació Jesús será sometida a obras de renovación.

;
AP
La Basílica de la Natividad, construida en Belén en el lugar donde según la tradición cristiana nació Jesús, presenta en esta época un aspecto diferente: uno de los santuarios más visitados y sagrados del cristianismo está envuelto en andamios.

La basílica está siendo sometida a unas muy necesarias obras de renovación, posiblemente las más grandes después de 600 años.

Según los expertos, el agua de lluvia se está filtrando del techo y amenaza con dañar gravemente los mosaicos y otros objetos de valor incalculable.

El director del proyecto, Afif Tweme, dijo que la primera etapa del proyecto se inició en septiembre y se enfoca en los problemas más urgentes: la azotea y las ventanas.

"El agua también tiene un efecto negativo en las superficies de yeso, en los mosaicos, en los pisos y en los frescos. Podría dañar cualquier, cualquier elemento histórico dentro de la iglesia", dijo Tweme, quien trabaja para una empresa palestina consultora de ingeniería.

Las empresas que realizan las obras están obligadas a reducir al mínimo las interrupciones a los visitantes y asegurarse de que los peregrinos puedan "pasar libremente dentro de la iglesia y con seguridad", añadió.

La iglesia —construida sobre la gruta donde, según la tradición, nació Jesús— atrajo a más de dos millones de visitantes el año pasado, pero el templo, con restos de hasta 1.500 años de antigüedad, ha sido descuidada durante décadas.

Tanto la organización World Monuments Fund (Fondo para los Monumentos Mundiales, un grupo sin fines de lucro con sede en Estados Unidos y que se dedica a proteger sitios históricos) como la UNESCO (la agencia de la ONU para la cultura) han colocado a esta iglesia en sus listas de sitios en peligro. Un estudio de alta tecnología efectuado en 2011 por un consorcio de expertos italianos concluyó que el templo necesitaba reparaciones urgentes.

La ciudad de Belén está situada en una parte de Cisjordania donde los palestinos tienen autogobierno. La Autoridad Palestina, respaldada por Occidente, ha tomado la iniciativa y está financiando gran parte de las obras, dijo Ziad al-Bandak, asesor en asuntos cristianos del presidente palestino, Mahmud Abás.

Más allá del proceso laborioso de preservar un sitio sagrado delicado, los trabajos se han complicado por las relaciones delicadas entre las tres confesiones cristianas que comparten la propiedad de la iglesia: católicos, ortodoxos griegos y armenios.

Esas tres iglesias tradicionalmente se han visto mutuamente con cierta sospecha. Administran la Basílica de la Natividad con base en un códice del siglo XIX conocido como el Statu Quo, que les asigna responsabilidades para el mantenimiento y que cada denominación custodia celosamente. Las relaciones entre las tres confesiones llegan a intensificarse tanto que han llegado a peleas entre clérigos.

Un funcionario de alto rango dijo que las tres denominaciones nunca habrían podido llegar a un acuerdo por su cuenta para reparar el templo, pero que una vez que la Autoridad Palestina se involucró en el proyecto, las tres iglesias aceptaron la decisión. El funcionario habló a condición de guardar el anonimato porque no estaba autorizado a hablar del asunto con los medios de comunicación.

La primera fase, que se espera dure un año, está siendo realizada por la empresa italiana Piacenti, especializada en la renovación de sitios históricos. Una por una, los expertos repararán los cientos de vigas de madera del techo.

El presidente de la compañía, Giammarco Piacenti, dijo que la azotea fue restaurada magistralmente por carpinteros venecianos en 1478. Dijo que el nuevo proyecto de restauración será conservador, pues tratará de mantener la mayor cantidad de piezas originales como sea posible.

"Vamos a conservar la mayor cantidad de piezas que podamos, incluso aquellas en malas condiciones", dijo. "Sólo reemplazaremos las piezas que ya no sean funcionales y que no puedan ayudar a sostener el techo. Serán las menos posibles y serán hechas con una madera compatible, de madera envejecida del mismo tipo y calidad", agregó.

Aparte del techo y las ventanas, otros elementos que repararse en el futuro son la fachada exterior, el yeso interno, los mosaicos de las paredes, las pinturas y las obras de madera, dijo Tweme. Dijo que si se asegura la financiación necesaria, el trabajo podría tomar de cuatro a cinco años.

La iglesia fue construida en el siglo IV por Santa Elena, sobre una cueva en la que se dice que la Virgen María dio a luz. Lo que los peregrinos ven hoy en día en su mayoría es la basílica construida por el emperador bizantino Justiniano I, que gobernó en 527-565 d.C.

La construcción no incluye el área que es el foco principal de los peregrinos: el lugar situado bajo la cripta del altar que alberga la estrella de plata de 14 puntas que marca el lugar donde, según la tradición cristiana, nació Jesús.

A los visitantes no parece importarles los grandes andamios que cubren los lados de la nave cerca de la entrada, al menos por el momento. La hermana Aziza, una monja de Eritrea que vive en Israel, dijo que la reparación era muy necesaria.

"Estoy muy agradecida y feliz de que la estén renovando. De lo contrario se caería", afirmó. "Y será más segura para las personas y también para la adoración. Es un buen paso el que se hayan puesto de acuerdo para renovarla, porque durante muchos años he estado esperando que llegara esta renovación".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.