Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2012 12:00:00 AM

Asesino de Denver podría ser un agente secreto: conspiracionistas

Mientras los periódicos no se cansan de revelar detalles sobre el asesino de Denver, en la red ya empiezan a circular las primeras teorías del complot que hablan de chantajes y suplantación de identidad del supuesto asesino.

La lista de las teorías conspirativas que culpan al gobierno de los Estados Unidos del atentado en contra de las Torres Gemelas, del asesinato de Jhon F. Kennedy, de ocultar la vida extraterrestre y de mentir sobre el aterrizaje del hombre a la luna, ya tienen un mito más para su larga lista.

Se trata de la verdadera identidad de James Holmes, acusado de matar a 12 personas en un cine, durante el estreno de Batman: The Dark Knight Rises.

En la red está circulando un rumor que asegura que Robert Holmes, el padre del asesino, es el testigo estrella en el famosos juicio Libor contra los bancos más poderosos de Inglaterra.

Los banqueros están siendo investigados por manipular la tasa de interés en complicidad con bancos estadounidenses y la Reserva Federal. Lo que supondría una revelación escandalosa.

Sin embargo, una de las pocas pruebas es un software, supuestamente desarrollado por el papá de James, capaz de rastrear el dinero que los bancos desfalcaron y luego trasladaron a paraísos fiscales.

Minutos antes de que ocurriera la masacre, el periódico británico The Guardian publicó un informe sobre los algoritmos de Robert Holmes y su papel definitivo para sacar a la luz pública ese millonario fraude.

Los conspiracionistas aseguran que la masacre en un cine de Aurora, Colorado, se trató de un ataque planeado por el Gobierno para chantajear a Robert Holmes y así evitar que testifique.

Quienes apoyan semejante hipótesis aseguran que la imagen del asesino capturado por la policía y la del hombre que fue llevado a juicio no coinciden y son dos personas distintas: el verdadero asesino fue un agente secreto encubierto y James es víctima de un complot en su contra para manipular a su padre.

Por si fuera poco, algunos sobrevivientes de la masacre sostienen que el asesino tenía un cómplice, dado que la granada de gas provino del lado opuesto al que se iniciaron los disparos.

Las autoridades no han podido explicar este hecho, ni tampoco el porqué un estudiante de neurociencia era capaz de construir una bomba tan sofisticada que el FBI tardó dos días en desactivarla.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.