06 abril 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Así se vive en Seúl la amenaza de Corea del Norte

BBC

Por Lucy Williamson, de BBCMundo.com

MUNDOLa retórica de la guerra en los medios y en boca de los políticos, no parece estar afectando la vida en las calles.

Así se vive en Seúl la amenaza de Corea del Norte. Surcoreanos hacen fila para comprar boletas para un partido de beisbol.

Surcoreanos hacen fila para comprar boletas para un partido de beisbol.

Foto: AP

Aquí en Corea del Sur a veces se siente como si existieran dos naciones distintas coexistiendo.

Los boletines de noticias están repletos de las últimas amenazas de Corea del Norte, las primeras planas de los periódicos traen imágenes de la maquinaria militar que ha de
sfilado a ambos lados de la península y los propios políticos de Corea del Sur están advirtiendo de una rápida y enérgica respuesta a cualquier provocación.

Sin embargo, en las calles de Seúl la vida continúa normalmente.

Las tiendas están llenas, los taxistas tararean sus clásicos de karaoke favoritos y las calles están repletas de gente disfrutando del clima soleado de primavera.

Con su propio ministro de defensa diciendo que Corea del Norte está moviendo un misil de mediano alcance hacia la costa este, ¿por qué no hay en Seúl una mayor sensación de crisis?

Rutina

"Tal parece que algunos surcoreanos son insensibles a la amenaza a la seguridad", me dijo una mujer, "pero Kim Jong-un es un nuevo líder y en mi opinión, está probablemente haciendo esto para ganar algunas monedas de cambio para futuras negociaciones".

Otro dijo que era sólo una cuestión de "fatiga de seguridad" después de tantos años de convivencia con su impredecible vecino: "Ha habido demasiadas provocaciones verbales en los últimos años".

"No es la primera vez. Es por eso que la gente está tranquila".

Guerra de palabras

Aún así, la guerra de palabras actual ha sido inusualmente larga e inusualmente aguda. Le pregunté a una mujer de unos 30 años de edad si estaba asustada.

"Realmente no", dijo. "Nunca he sentido ningún temor, porque los norcoreanos no han hecho nada aún, a excepción de las amenazas verbales. No estoy asustada en los absoluto".

"Creo que Corea del Norte tendría que disparar algo", dijo su amigo. "Sin bajas de Corea del Sur, no creo que los surcoreanos se sentirán amenazados".

Pero el Norte a veces perfora esa concha protectora.

En los últimos años, Pyongyang ha sido acusada de dos ataques que ocasionaron la muerte de 50 surcoreanos, incluidos dos civiles.

Si algo similar volviera a suceder, el estado de ánimo podría cambiar muy rápidamente.
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad