Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/19/2012 12:00:00 AM

Assange pide a Obama que acabe con la "cacería de brujas"

En rueda de prensa, el fundador de WikiLeaks agradeció la "valentía" de Ecuador al darle asilo y dijo que la policía de londinense intentó entrar en esa legación diplomática.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, exhortó el domingo al presidente estadounidense Barack Obama a que acabe con la "cacería de brujas" contra su cibersitio de filtración de secretos, al presentarse en público por primera vez desde que se refugió en la embajada de Ecuador en Londres hace dos meses.

Assange lleva dos años intentando evitar ser extraditado a Suecia, donde se le busca por denuncias de delitos sexuales contra dos mujeres.

En declaraciones leídas desde un balcón de la sede, rodeada por un cordón policial, Assange dijo a sus partidarios y a los medios de comunicación en el lugar que también le pide a Estados Unidos que libere al soldado norteamericano Bradley Manning, quien ha sido acusado de ayudar al enemigo al haberle transferido archivos secretos a WikiLeaks y que está por ser enjuiciado.

"Le pido al presidente Obama que haga lo correcto. Estados Unidos debe renunciar a su cacería de brujas contra WikiLeaks", dijo Assange.

"Estados Unidos debe disolver la investigación del FBI. Estados Unidos debe prometer que no va a tratar de enjuiciar a nuestro personal ni a nuestros seguidores", agregó.

El australiano de 41 años dijo que Washington, al tratar supuestamente de atacar a WikiLeaks, corre el riesgo de "arrastrarnos a todos a un mundo oscuro y represivo donde los periodistas vivan bajo el temor de la persecución".

Assange y sus partidarios afirman que el caso sueco no es más que el primer paso de un complot orquestado por Washington para llevarlo a juicio en Estados Unidos debido a su trabajo con WikiLeaks. Tanto las autoridades suecas como las mujeres involucradas lo niegan.

La Casa Blanca se negó a hacer declaraciones el domingo al respecto, pero el sábado indicó que el destino de Assange depende de Suecia, Gran Bretaña y Ecuador.

Las autoridades ecuatorianas le concedieron asilo el jueves a Assange, después que el 19 de junio se refugió en la sede diplomática del país latinoamericano. Assange ganó notoriedad internacional en 2010 cuando su página en internet WikiLeaks comenzó a publicar su gran archivo de documentos secretos de Estados Unidos que incluían 250.000 mensajes de embajadas estadounidenses que algunas veces informaban embarazosos temas de uso privado.

Assange agradeció el domingo al presidente ecuatoriano Rafael Correa por el "valor que ha mostrado" al concederle el asilo el jueves. También afirmó haber recibido el apoyo de otros países de América Latina, entre ellos Brasil, Colombia, Chile, México y Argentina. De esos cinco, sin embargo, sólo Argentina ha apoyado la decisión ecuatoriana de otorgarle asilo.

Gran Bretaña no puede detener a Assange mientras permanezca dentro de la embajada, pero no le dará un salvoconducto para que viaje a Ecuador. El gobierno del primer ministro David Cameron insiste en que si el fundador de Wikileaks da un paso fuera, será detenido y enviado a Suecia, ya que por ley debe cumplir con una orden de detención europea.

Un jurado de investigación de Virginia analiza pruebas que puedan vincular a Assange con el soldado Manning. La justicia norteamericana no ha tomado todavía ninguna acción contra el fundador de WikiLeaks.

El australiano instó a Estados Unidos a que ponga a Manning en libertad. "Si Bradley Manning realmente hizo lo que se le acusa, es un héroe, un ejemplo para todos nosotros, y uno de los principales presos políticos del mundo", afirmó.

En su declaración, Assange no se refirió a las acusaciones suecas contra él ni indicó la forma en la que cree que podría resolverse el punto muerto sobre su futuro, aunque dijo que espera "reunirse en breve" con sus dos hijos.

Laura Mattson, una de las simpatizantes de Assange que se unió a una multitud ruidosa frente a la embajada, dijo creer que las denuncias sólo son una trampa para detenerlo.

"¿Se trata de los cargos delictivos o se trata de silenciar a WikiLeaks?", preguntó la residente de Londres de 29 años de edad.

Por su parte, ministros del exterior de Sudamérica se reunieron el domingo en Guayaquil, Ecuador, a petición del país anfitrión para discutir el caso. Los ministros condenaron la amenaza que Gran Bretaña hizo la semana pasada de irrumpir en la embajada ecuatoriana en Londres, pero no apoyaron unánimemente la decisión de Quito de otorgar asilo a Assange.

El sábado, Cuba, Venezuela, Bolivia, Nicaragua y Argentina apoyaron la decisión de Ecuador. Brasil, Colombia, México y Chile son algunos países latinoamericanos que no han adoptado una postura.

El ex juez español Baltasar Garzón, abogado de Assange, dijo el domingo que Ecuador podría considerar presentar una apelación ante la Corte Penal Internacional en La Haya para hacer que Gran Bretaña otorgue a su cliente un salvoconducto para que pueda salir del país.

Las tensiones han aumentado entre Londres y Quito por el caso, después de que Gran Bretaña al parecer insinuó que podría invocar una ley poco conocida para despojar a la embajada de Ecuador de sus privilegios diplomáticos, lo que significa que la policía podría ingresar y detener a Assange.

Policía habría intentado entrar
 
Assange, afirmó que la Policía británica intentó entrar el pasado miércoles en la embajada de Ecuador en Londres, pero que desistió ante la presencia de sus seguidores y de la prensa. Agradeció a los medios y presentes haber sido "los ojos del mundo".

"Escuché un equipo de policías que entró a través de la salida de emergencia, pero sabían que iba a haber testigos", aseguró para añadir que gracias a la presencia de la prensa "el mundo estaba mirando".

"Si la otra noche el Reino Unido no tiró por la borda las Convenciones de Viena, es porque el mundo estaba mirando", apostilló. 
 
La Policía Metropolitana de Londres aseguró a Efe que "no entró" y "no intentó entrar" en la embajada ecuatoriana de Londres este miércoles para detener al asilado.

Las declaraciones de Assange se produjeron poco después de que su abogado, el exjuez español Baltasar Garzón, afirmase que su cliente ha solicitado garantías mínimas para contestar a las autoridades suecas por los delitos sexuales de los que se le acusa en ese país.

Assange se refugió en la embajada de Ecuador en Londres el pasado 19 de junio, y el pasado jueves obtuvo de ese país el estatus de asilado.

El caso Assange comenzó en diciembre de 2010, cuando fue detenido en Londres por orden de la fiscalía sueca por presuntas agresiones sexuales, y desde entonces tres tribunales británicos, el último de ellos el Supremo el 14 de junio pasado, dictaminaron a favor de su entrega al país escandinavo.

Su defensa ha tratado por todos los medios de evitar la entrega a Suecia alegando que desde allí podría ser extraditado a EE.UU., el país más afectado por las filtraciones de WikiLeaks y donde corre el riesgo de ser condenado a pena de muerte.
 
AP y EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.