Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2009/10/09 00:00

Ataque suicida en Pakistán mata 49 personas, hiere más de 100

Según las autoridades el atacante estaba en un vehículo lleno de explosivos con cargas de artillería.

Ataque suicida en Pakistán mata 49 personas, hiere más de 100

Un atacante suicida detonó el viernes un coche bomba cerca de un mercado muy conocido de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, matando a 49 personas y lesionando a más de 100, en lo que constituyó el ataque más mortífero ocurrido en Pakistán en seis meses.

El atentado en el área del Khyber Bazaar demostró la capacidad de los rebeldes para golpear las principales ciudades de Pakistán, a pesar de las ofensivas militares contra sus redes respaldadas por Estados Unidos.

"Vi una pierna ensangrentada que cayó muy cerca de mí", comentó Noor Alam, que resultó herido en sus piernas y rostro y fue llevado a un hospital lleno de heridos. "Comprendo por primera vez en mi vida cómo será el fin del mundo", agregó.

Imágenes de televisión mostraban la estructura calcinada de lo que parecía ser un autobús volteado sobre su costado a la mitad de un camino principal. Junto al autobús estaban los restos retorcidos de una motocicleta. Un vehículo cercano estaba en llamas.

El jefe de policía de Peshawar, Liaqat Alí Khan, afirmó que el atacante estaba en un vehículo lleno de "explosivos de enorme calidad y cargas de artillería". Al parecer un minibús que cargaba pasajeros en la cercanía fue destrizado por el estallido.

El doctor Zafar Iqbal, del principal hospital de Peshawarl, dijo que murieron 49 personas y más de 100 resultaron heridas. Entre los muertos figuran siete niños.

"La muerte tiene que llegar un día, pero seguiremos persiguiendo a esos terroristas y este ataque no minará nuestro empeño", dijo el ministro provincial de Información Mian Iftikhar Hussain al visitar el lugar del atentado.

El ataque ocurrió días después de que un atentado suicida mató a cinco personas en una oficina de la ONU en la capital, Islamabad y mientras el ejército paquistaní se prepara para una nueva potencial operación en la región tribal de Waziristán del Sur, un refugio importante del Talibán y al-Qaida.

Justo dos semanas antes, otra explosión en la zona comercial de Peshawar dejó 11 muertos.

Un funcionario policial, Muhammad Khan, afirmó que al parecer había pasajeros en el vehículo cuando explotó.

Imágenes grabadas en un hospital cercano mostraban habitaciones tan abarrotadas de heridos que pacientes ensangrentados y con vendajes tenían que compartir camillas.

El ministro del Interior Rehman Malik dijo que había sido arrestado un sospechoso relacionado al ataque suicida del lunes en la oficina del Programa Mundial de Alimentos de la ONU en Islamabad. Malik afirmó que el hombre presumiblemente dio albergue al atacante, pero no dio más detalles.

El ministro agregó que el ataque significa que el país "no tiene ahora otra alternativa que realizar la operación (contra los insurgentes) en Waziristán del Sur.

"Tendremos que hacerla", insistió a un canal local de televisión. "Todos los caminos conducen ahora a Waziristán del Sur", añadió.

El ejército paquistaní ha lanzado tres operaciones en Waziristán del Sur desde el 2001
pero cada vez ha tenido que abandonar las ofensivas debido a la enconada resistencia.
Los ataques de cohetes estadounidenses, los cañoneos con morteros y los bombardeos de la aviación paquistaní han arrasado objetivos en la zona en los últimos tres años, pero no han sido realizadas operaciones de infantería en gran escala.

En uno de esos ataques perpetrado en la región en agosto murió el jefe de los talibanes paquistaníes Baitulá Mehsud. El grupo designó poco después otro líder, Hakimulá Mehsud, que amenazó con lanzar ataques suicidas y dijo que sus hombres se disponen a rechazar cualquier ofensiva en Waziristán del Sur.

Los milicianos en Pakistán también han atacado camiones de transporte de suministros para fuerzas de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en Afganistán.

El viernes temprano, combatientes rebeldes emboscaron un camión cisterna que transportaba combustible para las tropas en el occidente en una estación de gasolina cerca de Peshawar, incendiándolo, dijo Fazal Rabi, un oficial de policía. No se reportaron muertos o heridos en este caso.

Los ataques ocurren entre crecientes tensiones entre Estados Undios y Pakistán sobre un paquete de ayuda de muchos millones de dólares que ayudaría a la economía paquistaní y otros sectores no militares.

AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.