Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/07/16 00:00

Aumenta el suspenso por barco con material bélico

La explosiva historia que involucra a Cuba, Panamá, Corea del Norte y ahora a Estados Unidos.

El Chong Chon Gang, navío norcoreano abordado por autoridades panameñas. Foto: AP

La historia tiene todos los ingredientes para hacer una película de acción: Las autoridades de Panamá retienen un barco de bandera norcoreana con un cargamento de azúcar procedente de Cuba en el que encuentran armas de guerra. El capitán de la nave al verse descubierto intenta suicidarse. Para mayor suspenso, Estados Unidos anuncia que enviará agentes especializados para aclarar la historia y mostrar al mundo los responsables. Semejante argumento hasta ahora empieza y seguro augura un final sorprendente.

Por ahora, Panamá seguía inspeccionando el buque norcoreano procedente de Cuba en cuyas bodegas encontraron hasta ahora, disimulado bajo toneladas de azúcar, un sistema de control de tiro de misiles antiaéreos de producción rusa.

En el barco había unos 220.000 quintales de azúcar, pero cuando “comenzamos a descargar el azúcar hemos encontrado unos contenedores que presumimos tienen un equipo sofisticado de misiles y eso no es permitido”, dijo el presidente Ricardo Martinelli.

“Teníamos sospecha de que (el barco Chong Chon Gang) tenía droga y lo trajimos a puerto y empezamos a verificar todo lo que estaba en el barco, que venía de Cuba e iba para Corea del Norte”, precisó Martinelli, un político de derecha muy cercano a Washington.

Una foto difundida vía twitter por el presidente permitió a expertos del IHS Jane’s, identificar la carga como un radar de control de tiro RSN-75, “Fan Song” utilizado con la familia de misiles superficie-aire SA-2, desarrollados en 1957 y muy utilizados en la Guerra de Vietnam.

Neil Ashdown, uno de los especialistas de la consultora basada en Londres opinó que el radar podría haber sido enviado por Cuba a Corea del Norte para su modernización. “En ese caso el radar sería devuelto luego a Cuba y el azúcar podría ser un trueque por el trabajo”, según informan las agencias de prensa.

La nave salió de La Habana

“Esa nave salió de Cuba, del puerto de La Habana. Es más, altos diplomáticos cubanos estuvieron el sábado en Panamá en una reunión con el presidente de la república sobre el tema, pero en ese momento para nosotros la información era estrictamente droga”, dijo este martes el ministro de seguridad José Raúl Mulino.

Mulino preciso que el barco fue abordado primero el miércoles por un fiscal antidrogas y que luego el viernes subieron a la nave equipos especiales cuando la tripulación comenzó a tratar de impedir la inspección.

El carguero fue interceptado cuando esperaba en aguas del Caribe su turno para cruzar el canal y llevado al muelle Manzanillo del Puerto Colon, a 80 kilómetros de Ciudad de Panamá donde permanece en una zona restringida a la cual la prensa no ha tenido acceso.

La carga no declarada del buque norcoreano “a simple vista parecen misiles” había anticipado a la AFP el vocero presidencial Luis Eduardo Camacho.

Pero la tarea de inspeccionar el barco “puede demorar una semana. Apenas se ha abierto una bodega y quedan otras cuatro”, añadió Camacho.

Este martes aún no había reaccionado el hermético régimen de Pyongyang, ni las autoridades cubanas.

Por el canal de Panamá transita el 5 por ciento del comercio mundial y en la actualidad se realiza una gigantesca ampliación, que deberá estar habilitada a fines de 2014, año del centenario de la vía interoceánica. Por el canal pueden transitar buques militares y también barcos mercantes que lleven material bélico, pero esas cargas deben ser declaradas previamente ya que requieren un protocolo especial, explicó un funcionario del canal.

Cuando un barco ingresa al canal sube a bordo un práctico -que toma el mando y realiza el cruce-- y un arqueador, funcionario encargado de verificar la coincidencia entre la carga declarada y lo que se encuentra en las bodegas.

El capitán intentó suicidarse

“El barco nunca llegó a ingresar al canal. Las autoridades panameñas lo abordaron cuanto estaba aguardando su turno”, dijo a la AFP una fuente de la Administración del Canal de Panamá (ACP).

Los 35 tripulantes del navío están “detenidos ya que no sólo se resistieron (al abordaje) sino que trataron de sabotear la inspección”, dijo el vocero presidencial Camacho quien añadió que el capitán de la nave -al cual no identificó por su nombre- “tuvo un principio de infarto y luego intentó suicidarse”. Es decir, todos los elementos para hacer un guion de suspenso basado en un hecho real.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×