Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/4/2010 12:00:00 AM

Avión con misioneros estadounidenses fue derribado por la CIA en Perú

El video grabado en 2001 muestra los momentos en que el avión es perseguido y derribado al ser confundido con narcotraficantes. La CIA es investigada por el hecho.



El 21 de mayo de 2001 un hidroavión que sobrevolaba la selva peruana fue interceptado por una misión de las Fuerzas Armadas peruanas y la CIA. La aeronave estaba tripulada por una familia de misioneros de Michigan, Estados Unidos, los cuales fueron confundidos con narcotraficantes, siendo derribados. Por el incidente la CIA está siendo acusada de encubrir el hecho.

En el video captado por un avión de vigilancia que se encontraba en la escena, se escucha la mala comunicación entre el avión de combate peruano y los agentes de la CIA, quienes en varias ocasiones dudan de la operación.

“Creo que estamos cometiendo un error”, dice un miembro de la CIA. “Estoy de acuerdo contigo”, añade un compañero. La cinta también muestra al piloto del hidroavión, Kevin Donaldson, pidiendo ayuda y gritando “me están matando, me están matando”.

Las personas que iban en el avión derribado eran el piloto Kevin Donaldson, Verónica Bowers (Madre), Jim Bowers (Padre), Cory (Hijo de seis años) y un bebe adoptado de siete meses .

Pete Hoekstra, jefe de la Comisión de Información de Seguridad del Congreso de EEUU, se declaró decepcionado por las recientes conclusiones a las que llegó la Junta de Rendición de Cuentas sobre el ataque erróneo. Enfatizó que los ciudadanos estadounidenses que murieron brutalmente fueron asesinados con la complicidad del gobierno de su país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.