Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/10/06 18:23

La azafata que habría vendido su cuerpo en pleno vuelo

Según la prensa internacional, una auxiliar de vuelo de una aerolínea árabe logró amasar una fortuna con este negocio, hasta que la despidieron.

La mujer trabajaba para una aerolínea saudí cuyo nombre no se conoce. Foto: 2001.com.ve

Una azafata cuyo nombre se desconoce habría ganado varios miles de dólares con este trabajo durante el último año. La cifra vendría de los 2.000 euros aproximados que le cobraba a cada cliente.

Aún se desconoce qué método usaba para ofrecerles el servicio a los pasajeros. Lo cierto es que una aerolínea árabe, cuyo nombre tampoco se ha revelado, la despidió hace pocos días según reportó el periódico inglés Daily Mail y otros medios internacionales.

De acuerdo con la información, la aeromoza aprovechaba los vuelos de larga distancia para prestar sus servicios en los baños de los aviones.

Al ser sorprendida, “una fuente que habló con el medio saudita Sada aseguró que ‘ella admitió haber tenido relaciones sexuales con muchos otros pasajeros durante el vuelo y también reconoció que prefería vuelos de larga distancia entre el Golfo Pérsico y los Estados Unidos’”, relata el diario inglés.

Lo más sorprendente es que este no parece ser el primer caso. De acuerdo con el diario español El Confidencial, algunas azafatas japonesas también prestan este tipo de servicios. Hasta donde se sabe los clientes son principalmente pilotos.

La normatividad sobre las relaciones sexuales en un avión no está definida con claridad. Algunas normas pueden sancionar la conducta dependiendo del país de origen de los involucrados, del destino del vuelo, de las normas aeronáuticas y de la aerolínea y del espacio que se sobrevuele.

Sin embargo, por otro lado existen compañías aéreas que ofrecen vuelos especiales para amantes. Según informa el mismo diario español, una aerolínea holandesa ofrece ‘sexo en vuelo’ en un Boeing 737 con capacidad para 50 personas, en cómodas camas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.