Lunes, 23 de enero de 2017

| 2000/12/11 00:00

Barbas obligatorias

Barbas obligatorias

No hay peor negocio en el mundo que poner una barbería en Kabul. En la capital de Afganistán fue promulgado un decreto del líder talibán Mohammad Omar, según el cual ningún hombre que no tenga una barba crecida podrá acceder a los servicios del Estado ni aspirar a ocupar cualquier clase de cargo, público o privado. “Dejarse crecer la barba es la tradición del profeta Mahoma que debe ser seguida por todos los musulmanes”, dice el cartelón que fue fijado a la entrada de los edificios institucionales de la ciudad. Se trata de una nueva manifestación del carácter ultrafundamentalista del gobierno de los talibanes, quienes controlan el 95 por ciento de ese país. Y la nueva exigencia resulta benigna si se tiene en cuenta la forma como las mujeres tienen que salir a la calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.