Jueves, 30 de octubre de 2014

| 2013/05/14 00:00

Beate Zschäpe: cargos por diez asesinatos neonazis

Un fiscal leyó en Múnich (Alemania) los cargos contra la presunta terrorista y otros cuatro acusados en el proceso.

La superviviente de la célula terrorista neonazi Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), Beate Zschäpe, entra en la sala para asistir a su juicio en Múnich (Alemania) Foto: EFE
;
DW

Como pretendían los familiares de las víctimas, se llegó a la ansiada lectura de la acusación una vez que pudo despejarse el aluvión de presentaciones de recursos judiciales con que la defensa de Zschäpe volvió a abrir la sesión. Al leer los cargos, el fiscal acusó a Zschäpe de haber sido coautora de todos los actos criminales atribuidos a la NSU: la acusada, junto con los difuntos Uwe Böhnhardt y Uwe Mundlos, cometió diez asesinatos, señaló. Zschäpe siguió la lectura de los cargos echada hacia atrás y sin mostrar emoción alguna.

En la acusación, el fiscal describió los objetivos de la NSU: "seleccionar de manera caprichosa" personas provenientes del sur de Europa, especialmente de origen turco, "y asesinarlas a tiros". El fiscal contó en detalle cómo Böhnhardt y Mundlos acabaron con nueve hombres de negocios de origen turco y griego disparándoles con una de pistola marca "Ceska".

"La acusada Zschäpe, que participó de la planificación y preparación de cada muerte, estaba a cargo de ocultar las acciones criminales de Böhnhardt y Mundlos y crear un refugio seguro", señaló Diemer. Además de los asesinatos, los miembros de la NSU son responsables de la explosión de dos bombas en la ciudad de Colonia, donde al menos 23 personas resultaron heridas, y de intento de asesinato de dos agentes de policía en Heilbronn, donde murió una oficial.

Contra Zschäpe y otros cuatro


Zschäpe tuvo la tarea "de ocultar los movimientos de sus cómplices y crear un refugio seguro, así como de administrar el botín, dado que era la encargada de cumplir con las obligaciones financieras del grupo contraídas con terceros", también en relación con los 15 robos a bancos atribuidos al grupo. Además, Zschäpe incendió supuestamente la vivienda que compartía con sus cómplices después de Böhnhardt y Mundlos se mataran el 4 de noviembre de 2011 para evitar ser arrestados.

"Como fundadora de un grupo de ideas racistas de tipo nacionalsocialista cuyo único propósito era matar personas, la acusada conocía esto y buscó en todos los casos que los crímenes tuvieran éxito". Por lo tanto, según la acusación, Zschäpe hizo su propia contribución a cada acto criminal. Zschäpe acompañó a Böhnhardt cuando trató de alquilar caravanas, y también participó en la adquisición de armas. Es en función de esto que el fiscal presentó el cargo de coautoría.

André E., otro de los acusados, ayudó a la NSU sobre todo para conseguir caravanas. Holger G. obtuvo documentos y cédulas de identidad para permitir que los tres miembros principales pudieran llevar una vida en la ilegalidad. Ralf Wohlleben y Carsten S., finalmente, consiguieron la "Ceska" con la que Böhnhard y Mundlos cometieron los asesinatos y están acusados de haber ayudado a perpetrar nueve muertes.

La defensa de de Zschäpe y Wohlleben había retrasado hasta ahora la lectura de los cargos, presentando recursos de recusación por presunta parcialidad contra tres jueces, justo el día en que inició el proceso, el lunes de la semana pasada. Este martes, tras el rechazo del tribunal al recurso de recusación presentado por la defensa de Wohlleben, ambos abogados defensores volvieron a presentar recursos, quejándose por las dimensiones de la sala donde se desarrolla el juicio, a su juicio demasiado pequeña. Pero estas demandas también fueron rechazadas y el proceso debe continuar su curso en la mañana de este miércoles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×