Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2011 12:00:00 AM

Berlusconi, operado en la cara por las secuelas de una agresión sufrida en 2009

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, fue sometido a una operación en la cara, de cuatro horas de duración, como consecuencia de las secuelas que le dejó la agresión sufrida en diciembre de 2009 al término de un tenso mitin político en Milán.

Mediante un escueto comunicado de prensa, la Presidencia del Gobierno italiano informó este lunes de la operación al jefe del Ejecutivo, transmitiendo una declaración del doctor Alberto Zangrillo desde Milán (norte de Italia).

"Hoy el presidente del gobierno, Silvio Berlusconi, ha sido sometido a una intervención quirúrgica maxilofacial de trasplante óseo y de implantación con anestesia general", dice la nota.

"La intervención ha durado cuatro horas y se ha hecho necesaria para devolver la anatomía y la funcionalidad de masticado gravemente comprometidas con ocasión del atentado del 13 de diciembre de 2009", concluye.

Ese día, al término de un muy tenso mitin político en la céntrica Plaza del Duomo de Milán, Berlusconi fue agredido con una réplica en miniatura de la catedral de la capital lombarda, lo que hizo que permaneciera ingresado durante cuatro días en un hospital y que estuviera apartado de la vida pública durante dos semanas.

El golpe, del que se confesó autor Massimo Tartaglia (en tratamiento psiquiátrico desde hace 10 años), causó al primer ministro una lesión lacero-contusa interna y externa en el labio superior, que necesitó varios puntos, además de la rotura de un diente y una pequeña fractura en el tabique nasal, que no necesitó ser operada.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.