20 enero 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Bo, el perro de los Obama, comienza su "segundo mandato"

MUNDO La mascota de la familia presidencial de EEUU también se alista para el nuevo período en la Casa Blanca.

Bo, el perro de los Obama, comienza su "segundo mandato" . Bo es la mascota de los Obama.

Bo es la mascota de los Obama.

Foto: Archivo

Bo, el perro de aguas portugués de los Obama, se enfrenta a su "segundo mandato" en los jardines de la Casa Blanca, después de cuatro años en los que no sólo se ha ganado el cariño de sus dueños, sino de todos los estadounidenses.

Bo fue el regalo que le hizo Barack Obama a sus hijas, Sasha y Malia, después de ganar las elecciones en 2008. En su discurso de agradecimiento, tras la victoria el 4 de noviembre de ese año, Obama les prometió ante miles de personas que podrían tener un perro en la Casa Blanca.

Y así fue. La tarea para elegir a la mascota no fue fácil, sobre todo porque la mayor de sus hijas, Malia, entonces de 10 años, tiene alergia, por lo que tenía que ser un animal que no desprendiera pelo.

Embajadas, ciudadanos particulares y refugios de perros ofrecieron posibles candidatos para entrar a formar parte de la familia Obama, hasta que finalmente llegó Bo, un perro de aguas portugués blanco y negro regalo del fallecido senador demócrata Edward Kennedy.

El 12 abril de 2009 se difundió la primera foto de la mascota, aún cachorrito, en la que haciendo un guiño a los orígenes de su nuevo amo aparecía luciendo un colorido collar hawaiano. Dos días después hacía su debut en sociedad cautivando de inmediato al público estadounidense.

Las niñas decidieron llamar al perro Bo porque sus primos tienen un gato con el mismo nombre y porque su abuelo materno, ya fallecido, tenía el apodo de Didley, como Bo Didley, el cantante de rock estadounidense que murió en 2008.

Educado por los entrenadores caninos del senador Kennedy, desde entonces se le ha visto paseando por los jardines de la Casa Blanca, acompañando a sus dueños de vacaciones e incluso en la postal oficial de Navidad de este año.

De hecho, Bo, fue la estrella de las decoraciones de las pasadas navidades en la Casa Blanca.

Los Obama quisieron ayudar a que sus hijas se sintieran cómodas en su nuevo hogar con la llegada de esta mascota, que al final no sólo ha logrado hacerles la estancia más agradable sino que estará con los Obama un segundo mandato, que se inicia este lunes.

Los retos de Obama
Barack Obama se convirtió en 2009 en el primer presidente negro de Estados Unidos y ahora, en un segundo mandato a punto de comenzar, intentará volver a hacer historia con una batalla recién iniciada para un mayor control de las armas y la promesa pendiente de una reforma migratoria integral.

ha dejado de ser el mito que deslumbró en 2008 para convertirse en un político de carne y hueso que acumula logros y fracasos tras cuatro años en la mansión presidencial.

Los votantes le dieron la reelección en noviembre pasado y con ella una segunda oportunidad para ir construyendo un legado que deje huella.

Entre sus retos más urgentes tras la masacre en diciembre en una escuela de Newtown (Connecticut) que conmocionó al país está el de lograr un mayor control de la tenencia y venta de armas, una tarea con un gran riesgo político tanto para él como para su partido, el Demócrata.

Tiene colgado en una de sus oficinas de la Casa Blanca un dibujo hecho por una de las niñas asesinadas en Newtown y se ha involucrado de forma muy personal en un asunto, el del control de las armas, en el que ningún presidente ha logrado avances en años recientes.

También pretende poner en marcha la reforma migratoria integral que prometió en 2008 y que, según él, se ha estrellado una y otra vez contra la oposición republicana, más abierta a dialogar ahora tras admitir el imparable incremento e influencia de la población latina en EEUU.

EFE 
                                                           
PUBLICIDAD
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad