Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/16/2009 12:00:00 AM

Bolivia y Venezuela quedan en lista negra de EE.UU.

En total son 20 países evaluados por el Departamento de Estado en el tema de narcotráfico. El presidente Evo Morales dijo que EE.UU debería certificar también a los países por su nivel de consumo.

El portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, explicó que tanto Bolivia como Venezuela "fracasaron de manera demostrable" durante los 12 meses pasados para combatir el crecimiento de cultivos ilícitos y el tráfico de drogas en sus países y por ende quedaron en la lista anual que elabora Estados Unidos de los grandes productores de estupefacientes y países de tránsito.

Por "intereses nacionales", sin embargo, el gobierno de Washington decidió eximir a Bolivia y Venezuela de la aplicación de sanciones.

Trece países latinoamericanos y del Caribe figuran en la lista que el mandatario estadounidense debe enviar, por ley, anualmente al Congreso.

Los 20 países que figuran en la lista son: Bolivia, Brasil, Colombia, la República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, México, Panamá, Paraguay, Perú, Venezuela, Afganistán, las Bahamas, India, Jamaica, Laos, Mianmar, Nigeria y Pakistán.

Bolivia mantiene un tercer lugar después de Colombia y Perú en cultivos de coca y producción de cocaína.

Bolivia responde

El presidente Evo Morales admitió que su gobierno tiene "debilidades" en la lucha antidroga y culpó a Estados Unidos de entorpecer sus esfuerzos tras el informe de Washington que calificó de fracaso la política antidroga del mandatario boliviano.

"Tenemos debilidades en los controles" antidroga pero "Estados Unidos no nos permite comprar aviones con radares y tampoco aporta plata (dinero) como antes, por tanto no tiene autoridad para cuestionar", dijo Morales el miércoles en rueda de prensa.

El gobierno boliviano anunció la compra hace meses de seis aviones checos con tecnología estadounidense para la lucha antidroga y ha reclamado que ese país no otorgue hasta ahora el permiso.

"Cuando les conviene (Estados Unidos) certifica y cuando no les conviene políticamente, descertifican. ¿Por qué no certifican la demanda de cocaína en su país?, mientras haya demanda habrá producción, esa es la realidad", dijo Morales.

El presidente Morales señaló que Washington utilizó la lucha antidroga como un instrumento de "control geopolítico". "Pero eso se está terminando" acotó en alusión a su propuesta de encomendar a la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) la supervisión de la lucha antidroga en la región.

Atribuyó la decisión más que a Obama a la "estructura" de la política estadounidense que en su criterio "es difícil de cambiar".

Es el segundo año que Estados Unidos descertifica a Bolivia en la gestión de Morales .

En abril pasado, en su informe sobre monitoreo de cultivos de coca, las Naciones Unidas dijo que los cocales en este país aumentaron en 6% hasta alcanzar a 30.500 hectáreas de las cuales sólo 12.000 hectáreas son legales, según una ley aunque un convenio posterior entre el gobierno y cocaleros elevó a 20.000 las hectáreas legales para usos tradicionales.

El mismo informe dijo que la producción potencial de cocaína en Bolivia se incrementó a 9% hasta 113 toneladas al año para 2008. El año pasado la fuerza antidroga decomisó 27 toneladas de la droga, el mayor volumen confiscado hasta ahora.

Según Morales en su gestión se batieron récord en decomisos de droga y se hallaron grandes laboratorios de cocaína tras la salida de la DEA. "Estoy casi seguro que la DEA sabía de esos laboratorios, no tengo pruebas, pero no informaron porque políticamente no les convenía", dijo.

Con información de AP


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.