Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2013 12:00:00 AM

Boston: crónica de una persecución implacable

Así fue la búsqueda frenética de los hermanos Dzhokhar y Tamerlan Tsarnaev, autores del atentado.

Tras una trepidante persecución, la Policía dio con los que considera más que posibles autores de la masacre de Boston. La cacería ha sido seguida por el planeta entero a través de la televisión y de la internet. Varias fuentes han identificado a los dos tristemente protagonistas de esta historia que trajo de nuevo el fantasma del terrorismo a Estados Unidos.

Se trata de los hermanos Dzhokhar, 19 años, y Tamerlan Tsarnaev, 26 años, universitarios, de origen checheno, con gusto por la milicia, amantes de los deportes y paradójicamente sindicados de enlutar una de las competencias atléticas ícono del mundo: la maratón de Boston. Eso sí, eran incondicionales de los idiomas. Los dos hablaban con fluidez checheno, ruso e inglés y tenían toda su documentación en regla. Sus permisos de acceso al  país fueron legales.

La cacería fue implacable. Empezó con una revisión cuadro a cuadro de todos los videos de las cámaras de seguridad que captaron los instantes previos a la explosión de las dos bombas. En la tarde del jueves, el FBI difundió las imágenes de los dos jóvenes, uno con cachucha negra, el mayor, y otro con cachucha blanca, el menor. De inmediato las fotografías aparecieron en el primer pantallazo de la totalidad de páginas informativas web del mundo. Así mimo, en las portadas de los periódicos impresos.

Balacera en la oscuridad


Luego vino su búsqueda, que tuvo su primer desenlace mientras la mayoría de norteamericanos dormían. En efecto, el comisario de Policía de Boston, Ed Davis, confirmó que uno de los sospechosos del atentado de la maratón de la ciudad murió entrada la noche. Todo empezó con el asesinato, minutos antes, de un agente de Policía del campus del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), uno de los centros académicos más prestigiosos del planeta. Entonces se desató una búsqueda frenética para dar con los autores de este crimen. El tiroteo en el MIT ocurrió a las 22.30, apenas cinco horas después de que fuesen difundidas por el FBI las primeras fotos de los sospechosos de los atentados de la maratón del lunes en la que tres personas perdieron la vida y 176 resultaron heridas.

A esa hora se produjo el robo de un carro por parte de dos jóvenes en inmediaciones de este sitio.

Los autores de este asalto tomaron como rehén a su propietario, pero lo liberaron ileso en una gasolinera donde colisionaron.

Se desató de inmediato un espectacular despliegue policial con helicópteros, vehículos blindados de los equipos de intervención especial y centenares de agentes en decenas de coches patrulla para acorralar a los dos autores del robo y aparentemente del crimen del policía que cayó en el campus.
Los detectaron y la malla policial evitó su fuga mientras los agentes repelieron con un intenso tiroteo los disparos y las bombas trampa que sembraban en la carrera los dos prófugos, según contaban los residentes a la televisión y emisoras de radio.

El comisario Davis confirmó en rueda de prensa al alba que uno de los sospechosos de esta acción había sido muerto por las fuerzas del orden. Se trataba, para sorpresa de la audiencia, del sospechoso del atentado de la maratón. El segundo se dio a la fuga y le situaba en las inmediaciones de un centro comercial de la localidad.

Según la información policial, el fallecido era el sospechoso. Así, por ejemplo, fue identificado por el FBI. Aparecía ataviado con una gorra negra y gafas de sol en las imágenes difundidas.

Cerco en su propio barrio

Era el sospechoso número 1, el mayor de los hermanos, de 26 años de edad. Entonces el cerco a su acompañante comenzó en el barrio residencial de Watertown, donde los vecinos escucharon un tiroteo incesante que desató la alarma.

Los agentes iniciaron la búsqueda casa por casa y pidieron a los vecinos que se mantuvieran en su interior y alejados de las ventanas.

En la nueva persecución, al menos un agente del servicio de transporte público de Boston resultó herido de gravedad. En la mañana de este viernes, la Policía mantenía rodeada una casa en Watertown en la que podría estar el segundo de los sospechosos, el número 2, de 19 años de edad. Para los autores no había duda, ellos eran los autores del atentado que dejó tres muertos y 176 heridos con dos explosiones en la maratón.

La televisión local informó entonces de una fuerte presencia policial alrededor de una residencia en la localidad donde se perdió la pista del sospechoso. Mientras apuntan sus armas a la casa, los policías gritan “sal fuera”, según el canal Fox 25.

La persecución del segundo sospechoso dejó hoy paralizada la ciudad entera y a miles de personas encerradas en sus casas por un toque de queda generalizado, mientras las fuerzas de seguridad buscan al individuo “puerta a puerta”.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, subrayó que está en marcha una “operación masiva” para capturarlo y reiteró su petición a los ciudadanos de que permanezcan en casa.

No salir de casa

Patrick pidió a los ciudadanos de “toda la ciudad de Boston” que busquen refugio, se cierren en sus casas y no abran la puerta, a no ser que se trate de un agente de seguridad claramente identificado, advirtió en una breve declaración en Watertown.

La Policía busca puerta por puerta al sospechoso que los medios han identificado como Dzhokhar A. Tsarnaev, de 19 años y nacionalidad chechena, que residía desde hace al menos un año en Cambridge, una zona universitaria aledaña.

Las cadenas norteamaericanas informaron que Dzhorkhar, de 19 años, sería el sospechoso número 2, el de la gorra blanca y que permanecía fugado, y Tamerlan, de 26, sería el sospechoso número 1. AP confirmó que eran hermanos. Ambos, según los mismos medios, son de origen checheno y tenían permiso de residencia permanente en Estados Unidos. La agencia, que localizó al padre en Rusia, aseguró que este ha reconocido que Dzohrkhar “es un ángel” y “un chico muy inteligente”.

Sin embargo, El País de Madrid anota que a partir de aquí, las informaciones sobre los presuntos autores de la matanza de la maratón son confusas y difieren. AP señala que los hermanos llegaron a Estados Unidos hace un año, procedentes de Turquía. La NBC asegura que la familia Tsarnaev aterrizó en este país en el 2002 y que Tamerlan adquirió la residencia permanente en el 2007. Esa cadena es la única que ha asegurado que ambos tendrían experiencia militar.

El atleta del mes

Algunos medios han publicado un perfil de la red social rusa VKontakte (el ‘Facebook’ ruso, que se traduce en contacto) con el nombre de Dzhokhar. La foto de la página es muy similar a la que el FBI difundió del sospechoso número 2, y la fecha de nacimiento, 22 de julio de 1993, también coincide con la que ha adelantado la NBC. En ese sitio web, Dzhokhar indica que vive en Boston y que estudia en el Cambridge Rindge & Latin School. La página oficial de ese centro educativo anunció que Dzhokhar fue el atleta del mes de febrero del 2011: La información de la web ha sido eliminada. El sospechoso de la gorra blanca habría nacido en Kazakhstán y poseía una licencia de conducción del estado de Massachusetts.

En ese mismo perfil, Dzhokhar menciona un colegio en Makhachkala, la capital de Daguestán. Un portavoz de esa escuela ha declarado a la web de noticias RT que la familia Tsarnaev se trasladó a Daguestán desde Kirguistán en el 2001 y que se desplazaron a EE.UU. un año después. Según esa red social, Dzhokhar hablaba ruso, checheno e inglés.

De Tamerlan, el primer sospechoso abatido por la policía, transcendió que nació en Rusia y que había llegado a EE UU como refugiado de la guerra de Chechenia. El supuesto sospechoso número 1 decía que su familia abandonó Chechenia huyendo del conflicto que atenazó el país en los 90 y que cuando él tenía cinco años, se trasladaron a Kazakhstan antes de llegar a EE.UU. como refugiados. RT, que toma como fuente fotos del joven que ha “localizado en internet”, informa que Tamerlan solía decir que apenas tenía amigos estadounidenses: “No los entiendo, no logro entender a los norteamericanos”, se le oía decir.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.