Domingo, 21 de septiembre de 2014

| 2013/04/19 00:00

Boston: policía captura a segundo sospechoso

El joven señalado de cometer los atentados del lunes está vivo, consciente y en custodia. Se escondía en un bote.

Dzhokhar Tsarnaev. Foto: .
;
AP

Un estudiante de 19 años, sospechoso por los atentados con bomba perpetrados esta semana en el Maratón de Boston, fue detenido el viernes por las autoridades, que emprendieron una cacería de horas en la cual se paralizó prácticamente toda esta área metropolitana y en la que fue abatido a tiros su hermano mayor y presunto cómplice.

La policía anunció mediante Twitter que Dzhokhar Tsarnaev fue apresado por las autoridades. Su hermano Tamerlán, de 26 años, murió el viernes durante una violenta intentona de escapar de las autoridades.

Un trino de la Policía de Boston en su cuenta oficial en Twitter señala "¡CAPTURADO! La persecusión se acabó. La búsqueda se terminó. Y la justicia ganó. El sospechoso está en custodia".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que las fuerzas de seguridad no pararán hasta averiguar el cómo y el porqué de los atentados de Boston, y pidió a sus compatriotas no precipitarse al juzgar al extranjero.

"Vamos a determinar qué paso, vamos a hacer todo lo que tengamos que hacer para mantener a nuestra gente a salvo", dijo Obama después de que las fuerzas de seguridad detuviesen a Dzhokhar Tsarnaev, presunto coautor de los atentados de Boston del pasado lunes.

Los hermanos son sospechosos por los bombazos del lunes en el Maratón de Boston, donde murieron tres personas y otras 180 resultaron heridas. Ambos son sospechosos también por matar a un empleado de seguridad del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), quien se encontraba el jueves por la noche en su vehículo.

Las autoridades de Boston habían suspendido todo el servicio de transporte colectivo y ordenaron que cerca de un millón de personas en la ciudad y en algunos de sus suburbios se abstuvieran de salir a la calle, mientras se realizaba la búsqueda del prófugo.

Numerosos disparos resonaron el viernes en Watertown, Massachusetts, donde las autoridades capturaron a un sospechoso por los ataques con bombas perpetrados el lunes durante el Maratón de Boston.

El sujeto en cuestión, según fuentes policiales se encuentra vivo consciente y en custodia. Sin embargo estaría herido y requeriría atención médica no especificada.

Medios de televisión que indicaron que la policía lo tuvo acorralado al interior de una lancha almacenada en un vecindario de Watertown, en el estado de Massachusetts, en la que presuntamente estuvo escondido varias horas.

Las autoridades locales y federales que a lo largo del día estuvieron implicadas en la búsqueda fueron saludados con aplausos por los vecinos.

Según reportó el Boston Globe, uno de sus fotógrafos escuchó a la Policía diciéndole al joven: "Sabemos que está ahí, salga del bote como quiera. Salga con las manos en alto".

La actividad frenética en busca del sospechoso, la cual incluyó un tiroteo al caer la noche, coronó un día de tensión en Boston y en los alrededores.

Una hora antes de la balacera, la policía había anunciado que reduciría su operación de búsqueda, al no dar con el prófugo tras una cacería que incluyó el despliegue de miles de agentes de elite en las calles y que paralizó el área metropolitana.

Boston paralizado

Los Medias Rojas en el béisbol y los Bruins en el hockey sobre hielo cancelaron sus encuentros. El famoso mercado de Faneuil Hall cerró sus puertas y había más palomas que turistas en la plaza del ayuntamiento. Incluso la cafetería Starbucks no abrió en la zona del Centro del Gobierno.

La aniquilación de uno de los individuos que presuntamente colocaron las bombas que estallaron durante el maratón de Boston, y la persecución implacable de otro paralizó grandes franjas de esta ciudad -a la que caracterizan los trancones- en una situación que dejó tanto a residentes como a turistas airados y frustrados por igual.

"Tardé hora y media para encontrar un café esta mañana", dijo Daniel Miller, financista de Nueva York, mientras pasaba caminando por una estatua del patriota Samuel Adams en la plaza local, que lucía casi desierta. "Dije en broma a una persona que creía que la estrategia era hacer que el tipo al que buscan no pueda conseguir un café en la mañana, y quizá se rinda", agregó.

En contraste, el escenario no era de guasa para Steve Parlin, quien vive en un albergue de veteranos en la calle Court, frente al Ayuntamiento.

"Los helicópteros están pasando", dijo el veterano de la guardia costera en la era de la Guerra del Golfo Pérsico mientras caminaba con una botella de agua en la mano en el otro lado de la plaza. "Todo está cerrado. Es horrible. Ametralladoras. Es horrible", afirmó.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick; el alcalde de Boston, Thomas Menino, y el jefe de la Policía de la ciudad, Edward Davis, ordenaron a los habitantes de la urbe que se mantuvieran en sus casas. Varios colegios y universidades en la zona fueron cerrados. Los servicios de transporte del tren, autobús y metro fueron suspendidos y miles de trabajadores se quedaron en sus viviendas.

Con información de AP.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×