Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/06/01 00:00

BP intentará de nuevo detener el derrame de petróleo

En caso de que falle el nuevo dispositivo de contención, el vertido de crudo en el Golfo de México podría ser mucho mayor.

BP intentará de nuevo detener el derrame de petróleo

BP comenzó los preparativos para un nuevo intento que frene por fin el derrame masivo de petróleo en el Golfo de México.

La empresa británica planea bajar un dispositivo de contención sobre el pozo con la esperanza de que la mayor parte del crudo pueda ser conducido a la superficie.

El intento -en el que robots submarinos harán un corte en un tubo y colocarán el dispositivo- podría inicialmente aumentar el flujo de petróleo desde el fondo marino, y el éxito no está garantizado, advirtió BP.

Esta nueva táctica se pondrá en práctica luego del fracaso de BP del llamado "top kill", que fue un intento de detener la fuga “bombardeando” lodo dentro del pozo.

Este nuevo intento se conoció un día después de que la asesora de la Casa Blanca en asuntos de energía, Carol Browner, dijo que el derrame ha sido el peor desastre ambiental que EE.UU ha enfrentado.

La funcionaria dijo también que EE.UU. está "preparado para el peor escenario", que sería que la fuga no pueda ser detenida antes de agosto.

Fuertes vientos

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica advirtió que vientos pronosticados para fines de esta semana podrían mover el derrame hacia el Mississippi y las costas de Alabama, que se han visto menos afectadas que las costas de Luisiana.

También hay que tomar en cuenta que la temporada de huracanes se inicia este martes, causando temores de que los eventuales ciclones puedan llevar el derrame a las costas de la nación a un ritmo mayor.

Al menos 76 millones de litros se han derramado en el golfo, afectando más de 110 kilómetros de la costa de Luisiana.

En este contexto, se informó el lunes que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto reunirse este martes con los copresidentes de una comisión independiente que investiga el catastrófico derrame de petróleo.

Un alto funcionario del gobierno dijo que Obama se reunirá en la Casa Blanca con Bob Graham, quien es un ex gobernador de Florida y senador de los EE.UU., y con William K. Reilly, ex director de la Agencia de Protección Ambiental.

Está será la primera reunión de Obama con el grupo desde el nombramiento de la comisión hace menos de dos semanas.

Obama tiene aún que nombrar cinco miembros más de la comisión, que investigará cuestiones tales como la causa del derrame, la seguridad de las perforaciones mar adentro y las operaciones dentro de la agencia federal que otorga los derechos de perforación.

Robots submarinos

BP está preparando el dispositivo de contención – conocido como “Lower Marine Riser Package”, que debe ser descendido hasta la base del pozo petrolero dañado.

Como primer paso, BP utilizará robots submarinos para cortar a través de un tubo vertical dañado, para conseguir un corte limpio.

Después, el dispositivo de contención se colocará sobre la parte superior del corte limpio,y una nueva tubería llevará el petróleo capturado hasta un buque en la superficie.

Los preparativos comenzaron el lunes y se espera que dentro de cuatro días se pueda poner en marcha este nuevo intento.

BP dijo que la operación nunca se ha realizado a una profundidad de 1.500 metros y advirtió que "la implementación correcta del sistema de contención no se puede asegurar".

Doug Suttles, jefe de operaciones de BP, dijo que si esto funciona, se lograría capturar la mayor parte del derrame, pero no detenerlo por completo.

El director gerente de BP, Robert Dudley dijo que la empresa sabrá, a fines de esta semana, si este nuevo intento tendrá éxito.

En respuesta a los llamamientos para que los militares de EE.UU. tomen la iniciativa, en lugar de BP, el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo a medios estadounidenses que los militares no están tan bien equipados como la industria petrolera para hacer frente al derrame.

La administración de Obama ha estado bajo una creciente presión para encontrar una manera de mitigar el impacto ambiental y económico en la zona del golfo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.